¿Qué fue de… Carrie Fisher?

¿Qué fue de… Carrie Fisher?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Supongo que coincidirás conmigo en que la noticia de la compra de Lucasfilm por parte de Disney y de la puesta en marcha de nuevas entregas de “La guerra de las galaxias” ha sido uno de los bombazos informativos cinematográficos del año. En las últimas semanas se ha especulado con quiénes serán los integrantes del reparto original que repetirán, y la primera en decir que sí estará en “Star Wars VII” es Carrie Fisher. Esta actriz siempre será recordada por su interpretación de la princesa Leia y por sus problemas de adicción.

Carrie Fisher es famosa desde que nació hace 56 años. Sus padres son el cantante Eddie Fisher y la actriz y cantante Debbie Reynolds. Cuando Carrie tenía dos años, vivió la separación de sus padres. Aquél fue un escándalo de los que hizo época, ya que Eddie Fisher dejó a Debbie Reynolds por Elizabeth Taylor, gran amiga del matrimonio y que acababa de perder a su marido, el productor Michael Todd, en un accidente de aviación. Al poco tiempo, Debbie Reynolds encontraría consuelo en el empresario de zapatos Harry Karl, que terminaría arruinándola. Carrie Fisher debutó en el mundo del espectáculo con tan solo doce años, interviniendo en los espectáculos que hacía su madre de Las Vegas, y posteriormente trabajaría con su progenitora en Broadway. Después de estudiar interpretación en Londres hizo su debut cinematográfico en el año 1975 en la película “Shampoo” de Hal Ashby junto a Warren Beatty. Un año después, se pondría un par de ensaimadas para interpretar el papel de su vida, el de la princesa Leia en “La guerra de las galaxias” de George Lucas, que le convirtió en estrella y en sex symbol para nerds. Entre “La guerra de las galaxias: Una nueva esperanza”, “El imperio contraataca” y “El retorno del Jedi” participó en otros proyectos, como en la exitosa “Granujas a todo ritmo” o la obra de teatro “Agnes de Dios”. Una vez acabada la fase “Star Wars”, Fisher trabajó en “El hombre con un zapato rojo” y “Hannah y sus hermanas”.

A mediados de los ochenta ya era evidente que Carrie Fisher tenía un serio problema de adicción. A la edad de trece años se inició en el mundo de las drogas. Tal y como contó en sus memorias, “Wishful drinking”, su madre había alquilado su casa en Palm Spring y un inquilino se había dejado atrás una bolsa de marihuana, la Reynolds le dijo a su hija que deberían experimentar con la marihuana, pero luego cambió de parecer. Carrie no lo hizo, y aprovechó un descuido de su madre para robarle la bolsa. Los próximos seis años se los pasó entre canuto y canuto. Según sus palabras “al principio todo eran risas y flotaba en una nube, pero de repente se convirtió en algo espeluznante, oscuro y aterrador y necesitaba buscar algo que lo reemplazara”, y lo encontró. Durante el rodaje de “Star Wars” se enganchó a los alucinógenos, y a petición de su madre pidió asesoramiento telefónico a Cary Grant, que había experimentado con el LSD, y posteriormente se enganchó a la cocaína y al alcohol. Carrie Fisher iba sin rumbo, sus amigos intentaron ayudarle, entre ellos John Belushi, con quien mantuvo una relación sentimental y que falleció de una sobredosis en el año 1982.

Con la muerte de su amigo, intentó dejar las drogas pero no pudo, y seis años una dosis fatal estuvo a punto de acabar con su vida. En ese momento, Fisher había tocado fondo después de un tormentoso matrimonio con el músico Paul Simon, que solamente duró un año. A partir de aquí, la actriz ingresó en una clínica de desintoxicación y comenzó a escribir la novela con tintes autobiográficos “Postales desde el filo”. La novela se publicó con gran éxito de crítica y público en el año 1987 y tuvo adaptación cinematográfica protagonizada por Meryl Streep y Shirley MacLaine, dirigida por Mike Nichols y con guión de la propia Fisher. Sus problemas no terminaron aquí, ya que la actriz ha sufrido serias recaídas, en 1994 ingresó en un hospital psiquiátrico y se le diagnosticó trastorno bipolar. Coincidía con otro golpe sentimental, ya que el que había sido su pareja en los últimos tres años, y padre de su único hijo, el copresidente de la CAA, la agencia de representación más importante de la industria, Bryan Lourd, decidió salir del armario. Tres años después volvería a bajar a los infiernos cuando se enganchó a los analgésicos que le había recetado su dentista. Y en el año 2005, Fisher se vio implicada en un escándalo ya que un amigo suyo, Gregory Stevens, asesor del Partido Republicano, apareció muerto en la casa de la actriz, víctima de una sobredosis de oxicodona.

Al margen de sus problemas con las drogas, la carrera de Carrie Fisher ha sido muy escasa ante las cámaras, intervino en “Cuando Harry encontró a Sally”, “No matarás… al vecino”, “Escándalo en el plató”, “Scream 3” o “Los ángeles de Charlie: Al límite”. También ha participado en series como “Frasier”, “Padre de familia”, “Rockefeller Plaza” o “El séquito”. Esi sí, ha desarrollado una carrera interesante en el mundo de la literatura. Ha publicado cinco novelas y dos libros en donde repasa su trayectoria vital con bastante humor. Y ha trabajado como guionista en series como “Roseanne” y en tres ediciones de los Oscar.

Vídeo

Saludos.
Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Xan - 26.11.2012 a las 19:54

También sale en blues brothers.

enrique - 02.12.2012 a las 16:24

hay que leer bien antes de comentar, en la entrada pone “Granujas a todo ritmo”, que es como se tituló blues brothers en España.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario