¿Qué fue de… Christopher Atkins?

¿Qué fue de… Christopher Atkins?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 3,86 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Hace unos días te hablé de Bo Derek, que junto a Pia Zadora fue considerada la peor actriz de la década de los ochenta. Hoy te voy a hablar de quien fue su réplica masculina, Christopher Atkins que con su melena dorada y permanentada se convirtió en un ídolo juvenil gracias a “El lago azul”.

Este mozo rubio como la cerveza, como diría la Piquer, nació en Nueva York hace 52 años. No iba para actor, ni se lo había planteado, lo suyo fue casual. Se ganaba la vida como socorrista y monitor de vela cuando fue descubierto por un agente que le convenció para que se presentase al casting de “El lago azul” de Randal Kleiser con tan buena suerte que le escogieron entre 2.000 aspirantes al papel. El film, que costó 4´5 millones de dólares, se convirtió en uno de los títulos más taquilleros de 1980, a pesar de que las críticas fueron bastante a por ella, a Brooke Shields le dieron el Razzie a la peor actriz, y Atkins optaría al antipremio por excelencia en las categorías de peor actor y revelación de la década. El querubín también sería candidato al Globo de Oro como estrella emergente.

Atkins se convirtió en un ídolo juvenil. Su cara adornaba las paredes y las carpetas de las adolescentes y fue reclamo publicitario de Adidas y Coca Cola. El joven era consciente de que solamente le querían por su físico y que su mayor desafío interpretativo consistía en llevar un taparrabos o un bañador. En 1982 enseñaría buena parte de su anatomía en las páginas de la revista Playgirl. También probó suerte en el mundo de la música. La crítica se cebaba con él y sus trabajos fueron masacrados. Fue el rey de los Razzies durante los ochenta, ganó por “A night in heaven” y “Escúchame”.

La popularidad de Atkins no tardó mucho en deshacerse y pasó a ser un reclamo para las producciones televisivas, como “Dallas” o “De repente Susan” junto a Brooke Shields, o para las películas de ínfimo presupuesto que iban a coger polvo en las estanterías de un videoclub. En 2009 participó en el reality show “Confesiones de un ídolo adolescente”, en donde una serie de antiguas estrellas intentaban volver al primer plano.

Se casó con la australiana Lynne Barron con la que tuvo dos hijos antes de separarse. Su hija, Britney Bomann, intenta seguir sus pasos en el mundo de la interpretación. Parte de su tiempo lo dedica a su compañía de productos relacionados con los deportes al aire libre.

Vídeo

Saludos.
Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

papa pitufo, papa pitufo - 22.12.2013 a las 14:55

tenias a media España enamorada

rosario - 17.01.2015 a las 14:06

Me encanta esta película, no me canso de verla. Esta fue unas las mejores producciones que se hayan hecho, creci con la inocencia de esta peli.. MUAK..para todos…

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario