¿Qué fue de… Luise Rainer?

¿Qué fue de… Luise Rainer?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 4,83 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El pasado 12 de enero la actriz Luise Rainer cumplió 100 años. Para las nuevas generaciones de espectadores su nombre no les dirá nada, pero esta mujer sigue ostentando el record de ser la intérprete más joven en conseguir dos Oscars a la mejor actriz, logró tal proeza con tan solo 28 años, y es junto a Katharine Hepburn la única que consiguió dichos galardones de manera consecutiva. Era una verdadera desconocida cuando se alzó con los dos galardones y posteriormente su carrera quedó completamente estancada.

Luise Rainer nació en Alemania pero se crió en Austria. Su padre era un hombre de negocios y su madre pertenecía a una adinerada familia de origen judío. El carácter rebelde de la joven Luise la llevó a estudiar interpretación, ella se negaba a la idea de su padre de que se hiciera una muchacha de bien, se casase con un hombre adinerado y se quedase en casa cuidando de sus hijos. A los 16 años ya deslumbraba al personal con su talento interpretativo, entre ellos a su mentor, Max Reinhardt, uno de los actores y directores más prestigiosos e influyentes de Austria. Debutó de manera profesional sobre las tablas a la edad de 18 años y no tardó en convertirse en una de las actrices más distinguidas de teatro del momento. Realizó una serie de películas en Alemania y en el año 1935 fue descubierta por Phil Berg, cazatalentos de la MGM, que estaba deseando encontrar a una actriz que pudiera hacerle sombra a la gran estrella de la época, Greta Garbo.
QuefuedeLuiseRainerElgranZiegfeldCon un contrato de tres años para trabajar en la MGM, Luise Rainer hizo sus maletas y se fue a Hollywood. El gran jefazo de la MGM, Louis B. Mayer se quedó fascinado con aquélla joven que sabía transmitir todo un torrente de emociones. Apenas hablaba inglés y trabajó duro para aprender el idioma y para disimular su fuerte acento alemán. Su primer trabajo en Hollywood lo hizo en la película “Escapade”, remake de una de sus películas austriacas. Y le llegaría su primera gran oportunidad con “El gran Ziegfeld” en donde la actriz daba vida a la famosa artista de variedades Anna Held. Mayer se negó a que la hiciera pero Irving Thalberg se las apañó para convencerle alegando que tan solo ella podía hacerlo. El público quedó conmovido con la actriz, a pesar de que sus apariciones en el film eran contadas. La crítica la bautizaría como “la lágrima de Viena” por lo bien que dominaba el llanto en escena. Recibiría el premio a la mejor actriz concedido por el Círculo de críticos de Nueva York y su primera nominación al Oscar. No acudió a la ceremonia, porque consideraba que no podía hacer nada frente a actrices de la talla de Carole Lombard, Norma Shearer, Irene Dunne o Gladys George. Pero poco antes de que se hiciese público que era ella la ganadora del Oscar a la mejor actriz, el todopoderoso Louis B. Mayer ya lo conocía, y mandó a buscarla, así que la actriz pudo recoger su Oscar con tranquilidad. “El gran Ziegfeld” también se alzó con el Oscar a la mejor película y el de mejor dirección artística.

Dejaría de lado el glamour de Anna Held para interpretar un papel completamente opuesto en “La buena tierra”, ahí interpretaba a una campesina china. De nuevo el estudio se oponía a que trabajara en este film, y una vez más tuvo que intervenir Irving Thalberg para que lo hiciera. En la cinta apenas hablaba tan solo en su emotiva parte final, y de nuevo consiguió ganarse el favor del público y de la crítica. Para aportar mayor realismo a su interpretación se negó a que la caracterizaran, quería transmitir la verdad de la mujer que interpretaba sin ningún tipo de artificios. Llegaría una nueva nominación al Oscar y teniendo en frente a candidatas como Janet Gaynor, Greta Garbo, Barbara Stanwyck o Irene Dunne, Luise Rainer volvió a proclamarse como vencedora.

QuefuedeLuiseRainerActualidadCuando recogió su segundo Oscar presintió que había tocado techo y que no tardaría en bajar. Además la persona que más había confiado en ella, Irving Thalberg, falleció repentinamente durante el rodaje de “La buena tierra”. No se equivocó. En un abrir y cerrar de ojos comenzó su carrera en Hollywood y ganaría dos Oscars y de la misma manera alcanzaría su declive. Protagonizaría una serie de títulos menores y el público se fue olvidando de ella, tan solo alcanzaría el éxito con “El último vals”. Algunos aseguraban que su marido, el dramaturgo Clifford Odets la estaba mal asesorando. Lo cierto es que la actriz exigía al estudio que le proporcionase papeles más dramáticos y mejoras en su salario, algo que hizo que se le tildara de actriz difícil. No renovaría su contrato con la MGM y Louis B. Mayer amenazó con acabar con su carrera. Harta de Hollywood se fue a vivir con su marido a Nueva York, del que se separaría en el año 1940, y allí se volcaría en el teatro, en donde se ha desarrollado gran parte de su carrera. Se llegó a comentar que ella era una de las candidatas a hacer de Scarlett O’Hara en “Lo que el viento se llevó” pero ni siquiera se le hizo una prueba para el papel.

Luise Rainer compaginaría los escenarios neoyorquinos con los londinenses. A mediados de los años cuarenta se instalaría en Londres ya que se casaría con el editor Robert Knittel, padre de su única hija. Estuvo a punto de aparecer en la mítica “La dolce vita” de Federico Fellini, pero poco antes de rodar la actriz renunció a grabar porque no estaba nada de acuerdo con el contenido de la escena y Fellini no le dejó supervisar el diálogo que tenía. La actriz realizaría una serie de apariciones en televisión, como por ejemplo en “Vacaciones en el mar”, y la última vez que la vimos en el cine fue en la cinta “The gambler” de Károly Makk, en aquel momento la actriz tenía 86 años.

En varias ocasiones la actriz apareció en la ceremonia de los Oscars, en los homenajes que la Academia ha realizado a sus ganadores, la última vez que la vimos fue en el 2003. Por cierto, ella fue la actriz que le entregó el Oscar a José Luis Garci por “Volver a empezar”. Luise Rainer es toda una leyenda de la historia de los Oscars, representa lo bueno y sobre todo lo malo de ganar el galardón. En su día dijo: “Por mi segunda y tercera película en Hollywood gané el premio de la Academia. Nada peor pudo pasarme. La verdadera maldición es que una vez ganado el Oscar todos piensan que uno puede hacer de todo”.

Besos
Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

jose hernandez quero - 30.03.2012 a las 23:25

MAGNIFICA ACTRIZ LUISE RAINER. DESAPROVECHADA EN EL CINE . ME GUSTO EN SUS POCAS PELICULAS.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario