“¿Dónde estoy en esta historia? Memorias”

“¿Dónde estoy en esta historia? Memorias”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

El único director de cine balcánico que ha alcanzado popularidad nos conduce a su mundo de recuerdos familiares y profesionales, un mundo que cambió hace poco, origen de su manera de hacer cine.

Título: “¿Dónde estoy en esta historia? Memorias”

Autor: Emir Kusturica

Editorial: Ediciones Península

Nota de la Redacción: El primer recuerdo cinematográfico de Emir Kusturica lo compartió con cientos de niños de su generación. “Mi madre me llevó como mínimo once veces al Hogar de la Policía a ver Hércules, protagonizada por Steve Reeves. De vuelta a casa, siempre recreaba la escena de la destrucción del templo griego. Ataba con una cuerda las patas de dos sofás. Al tirar de la cuerda se desmoronaban los cazos, las ollas y los demás utensilios que previamente había colocado en el respaldo de los sofás. Se supone que estaba reproduciendo la escena en la que Hércules, encadenado a las columnas del templo, intenta liberarse, tira de las cadenas y hace que el templo se desplome. Un día, durante una fiesta, representé este número en el patio de nuestro edificio. Con el esfuerzo y la emoción, se me escapó un pedo. Me dio vergüenza, porque todo el mundo se echó a reír, pero mi padre, de buen humor tras haber dormido una siesta en el sofá, me consoló: —No te preocupes. En Inglaterra se pasan el día tirándose pedos, solo que después dicen sorry”.

El director sigue una línea cronológica desde su infancia en Sarajevo, hijo de un funcionario en buena posición, aunque no tanto como para superar el lento crecimiento de la Europa socialista balcánica de postguerra. Lo hace con humor y con descripciones sencillas y agudas de sus imágenes de infancia y juventud (Primerospasos.txt). Esos recuerdos adolescentes, el colegio, el ambiente de la ciudad, la familia, los primeros amores, ocupan buena parte del libro, salpicado con reflexiones personales y a menudo políticas. El autor declara su deuda con Fellini (DeFellini.txt) y su desprecio por la cultura oficial. No deja de exhibir la “barbarie” con la que se le califica a veces tanto a él como a su cultura, y que en ocasiones se inspira en la realidad: “Un día, mientras un motorista iba a toda pastilla, cubierto de bufandas, uno de nuestros ventrílocuos —creo que fue Cuka— imitó con la boca un frenazo y después gritó: «¡Eh, amigo!». Al volverse, el pobre motorista giró el manillar, pegó un salto y acabó aterrizando en un matorral, y la moto se estampó contra el tronco de un árbol. Todo el mundo se rio a carcajadas. Johnny Depp, con un pincho en la mano, también sonreía, mientras mi padrino, Zoran Bilan, un gigante en todos los sentidos del término, volvía a llenarle el vaso de rakija y brindaba con él”.

Kusturica no niega los excesos que han acompañado su vida (Entremisborracheras.txt) y que culminan con la fiesta de la Palma de Oro en Cannes por “Underground”, en una pelea a puñetazos y el destrozo de una terraza. El director dedica varias páginas a comentar la Guerra de los Balcanes (Guerra.txt), y la manipulación mediática que la definió.

Al margen de la valoración sobre su cine Emir Kusturica es tan original en la pantalla como contando parte de su vida.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Alberto - 06.06.2012 a las 16:32

Underground me pareció una revelación, y desde entonces he seguido su cine. Veremos que tal está contando su propia vida. Gracias.

Enrique - 09.06.2012 a las 20:14

Emir Kusturica tocará en Huesca el 20 de Julio con su banda No fumadores orquesta. A mi me raya la música balcánica después de un par de temas, pero está claro que hay gente a la que le gusta. Le daré un vistazo al libro porque seguro que tiene una vida interesante, aunque parece que algo bestia.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario