El barco de Brad para Jennyfer

El barco de Brad para Jennyfer

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 2,43 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Hoy es mi santo… pero muy poca gente se acuerda de los santos, los gallegos un poco más. El nombre me lo pusieron aquí, en La Clínica de España donde tengo la celda. Acertaron porque San Teófilo era un obispo de Nicomedia que se enfrentó al Patriarca de Constantinopla por defender las imágenes. Un defensor de imágenes, como yo. Le metieron cadena perpetua así que también vivió en una celda. Espero regalos.

Podría ser algo del estilo del regalito de Brad Pitt a Jennifer Aniston. Han fallado en la procreación y Brad le ha querido rebajar el disgustazo a Jenny con un yate. Aunque por lo que se sabe parece que se ha llevado más disgusto él que ella.
El yate está pensado para un grupito de diez, sin contar los ocho de tripulación, claro, y se habla de cinco millones de dólares. Además tiene el punto de que fue el yate que le regaló Richard Burton a Liz Taylor, después de que ella ganara un Oscar por su papel en “Quién le teme a Virginia Woolf”. Tiene cien años… el barco.

Se llama “Kalizma”, por las primeras letras de los nombres de los hijos de Lyz y Richard, Kate (hoy es actriz de Broadway), Liza y Maria. John Huston no fue el único que acompañaba a Richard en las borracheras a bordo, los cincuenta metros de borda dan para vomitar sin problemas por muchos invitados que acudieran a las fiestas que dieron aquí. Debía ser un choque potente entrar en el salón y tropezarse con un Monet, luego que Burton te tomara del brazo, te pusiera en la mano una litrona de Bourbon y te llevase al comedor, donde tenía el Picasso y el Van Gogh…

Richard.- Lyz, déjame que te presente a Teófilo Necrófilo, un psicópata infantil loco por el cine. Me está hablando de un programa de donación de órganos.

Me lo fliparía para el resto de mi vida aunque más me ha flipado leer la propaganda descriptiva de las características del “yatazo”.Entre otras cosas cuenta que tiene… “una máquina que potabiliza el agua de mar. Dos motos de agua y dos botes a vela a bordo. Además de un elegante comedor, posee un salón principal donde se ubica un living y a su lado otro comedor de diario con vista al mar y doce asientos. A la cabina principal, en el nivel superior, se suman otras cinco habitaciones dobles para invitados, todas equipadas con baño privado con ducha” Y termina en último lugar diciendo “También existen habitaciones para el personal de servicio”. Supongo que se refieren a que hay cuatro botes salvavidas donde duermen confortablemente dos personas en cada uno, dos por cuatro botes, suman los ocho del servicio. Si, debe de ser eso.
Si naufragas y te recogen Brad y Jenny, puedes romper el hielo hablandoles del Mediterráneo griego, Constantinopla, (les puedes mencionar lo de San Teófilo si quieres), porque el barco se lo ha vendido una sociedad de barcos de lujo , de millonarios griegos y turcos, que lo tenía en alquiler para viajes de placer.
Durante unos momentos me he sentido interesado por los yates , hasta que he notado como se me estaban descompensando los valores. Me voy a chutar un electro, con un poco de cine negro.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario