San Sebastián 2004: documentales y estrella…

San Sebastián 2004: documentales y estrella…

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La cabeza me lleva doliendo cuatro días y creo que eres tú, porque me siento carnívora. No hace falta que entres hoy en mi cabeza, ya te lo cuento yo.

Me pasé por la presentación del documental “Rejas en la memoria”. Carrillo era uno de los presentadores y con sus 90 años sigue envuelto en humo, no hay nada que pueda con él. Los protagonistas son personas mayores que tienen mucho que contar y en la presentación era imposible quitarles la palabra una vez que la tenían en su poder.
Lo que contaron era interesante y el documental desvela que el último campo de trabajo en España se cerró en 1968. Este país está lleno de obras públicas hechas con mano de obra forzada y republicana. Un asunto que se silenció con el pacto que se hizo en España llamado “Transición”. Es una producción de “Canal +” pero se quiere estrenar en salas.

Esta tarde se ha presentado “El milagro de Candeal”, el trabajo de Trueba en una favela brasileña, y que ha significado muchos meses de trabajo y mucha ilusión para la “familia Trueba”, que se ha quedado “colgada” de Salvador de Bahía y de Carlinhos Brown. Es un “documusic” que tira a demasiado largo y que se ha recibido con temperatura templada.

Anda por aquí John Sayles, que le atiza un bofetón a Bush con un retrato de un gobernador imbecil al que manipula todo el mundo. Es una película muy apropiada para las fechas que vivimos y se llama “Silver City”.

El “glamour” de hoy había bajado mucho a la espera de Jeff Bridges. Ha llegado hoy a las cinco de la tarde y ha sido como un rayo, 55 años muy buenos, pero disimulados cuando le he visto aparecer como si fuera Moisés con una barba larga de profeta cana y enorme. Ha salido del Mercedes, se ha estirado como diciendo “Cuanta gente” y se ha perdido dentro del María Cristina ante la indignación de todas las fans que seguramente habrán dejado de serlo tanto. Las pobres pensaban “comérselo” con arroz y no han tocado ni a un pelo de barba.

Y hablando de comer, voy a volver rodando a Madrid después de la cena de anoche. Me haría falta un cura antes de meterme en la cama cada noche para confesar lo que llevo dentro. Me siento un poco “caso CSI” porque si me abriera un forense, pensaría que he sido asesinada por el pecado capital de la gula, como en “Seven”. Se nota que toda “la peña” va igual porque cada vez llevan la ropa más floja que pueden encontrar en sus maletas.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario