Cuaderno de viaje: un paraíso perdido

Cuaderno de viaje: un paraíso perdido

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Por si no tuviera poco con la que nos está cayendo, acabo de recibir una postal de mi querido tío, que me ha puesto los dientes más largos que a Drácula… me temo que cuando la enfermera Elena venga a darme mi dosis esta noche, se va a llevar un buen mordisco.

islaperdida_01.jpg Querido sobrino:

Hollywood está obsesionado con las islas Yasawa desde que Jean Simmons y Donald Huston rodaron La isla perdida en 1948. También fue el escenario de la serie de televisión Los robinsones suizos antes del adolescente refrito de Brooke Shields en El lago azul (1979), y se han visto en pantalla por última vez en Contact, de Jodie Foster.

Las que fueron conocidas como islas Caníbales son un paraíso organizado para que el viaje no se pueda olvidar jamás. Catai y Nobel Indoriente son las mayoristas más expertas en España. El vuelo más barato que se consigue por cuenta propia es el de New Zealand Airlines.

Es cumplir el sueño de Truman para escapar del show de la vida cotidiana. Todos los barcos tocan las dos islas más cinematográficas: Nanuya Lai Lai para los planos de superficie y Sawa-I-Lau para las tomas con grutas submarinas de aguas turquesas. La arena es tan fina en sus playas que una fue rebautizada como Ocho Meses. Tiempo estimado para desaparecer el último grano de arena de los recovecos del cuerpo.

nanuya.jpg

barco.jpg Elegir un barco intermedio como el M. V. Mystique, donde el barman Niki te enseña a bailar y a evitar el Blue Lagoon Cocktail. Antes de tomar el barco, visitar el jardín del Gigante Dormido para ver la colección privada de orquídeas de Raymond Burr y recibir un azote de color sólo alcanzable fuera de aquí con una megadosis de LSD.

Leonardo Di Caprio pone de moda todo lo que toca y ahora le ha dado por la Fidji Natural Artesian Water, con alto contenido en sílice y que dicen que aleja el cáncer.

kava.jpgLa otra bebida se llama Kava, y es un líquido barroso hecho con la raíz de un tipo de pimienta local. Sabe a tierra, es más relajante cuanto más se bebe y el jefe del poblado cumple con la tradición dando una palmada antes y después de beberla. Quizá recuerde a la legendaria princesa Tongan, a la que resucitó esta bebida sagrada y que hoy toman los californianos más modernos.

En las mismas playas donde han embarrancado los náufragos más afortunados del cine se prepara esta cena hecha bajo la tierra con un norno natural de piedras al rojo vivo. Las hojas de los bananos envuelven pollo, cordero o cerdo, acompañados de piña y coco. Las hemos visto en muchas películas. Es aquí donde los nativos bailan el menke cubiertos de flores y acompañados por los instrumentos tradicionales, todos de percusión.

El Wicked Walu, junto al Warwick Fidji Hotel. Un chamizo de cañas donde rige el tiempo local, para el que hay que tener la misma paciencia que un coral formando en el atolón. Agradezco que respeten mi costumbre de conocer viva la pieza antes de comerla. Carta breve, sencilla y fresca como el océano a los pies de donde sale la exquisita serpiente de mar. El malecón es tan memorable como sus pescados.

wickedWalu.jpg

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario