El Fantasma de la Ópera II / V: El padre del fantasma

El Fantasma de la Ópera II / V: El padre del fantasma

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:
Mi tío Anibal ha vuelto a escribirme para contarme más cosas sobre el Fantasma de la Ópera.

II / V El Padre del Fantasma

Querido sobrino:
El creador del fantasma fue un periodista francés del que nadie se acuerda hoy. Se llamaba Gastón Leroux. Nació a mediados del siglo XIX en un tren, durante un viaje de su madre a París, pero no regresó a la capital de Francia hasta los 18 años, tras terminar el bachillerato en una escuela de provincias. Era de una familia burguesa y como correspondía a la tradición de su casa, estaba destinado a convertirse en abogado. Al poco de graduarse, sin interés ninguno por el Derecho, su padre murió dejándole una fortuna de un millón de francos, que Gastón fue capaz de gastarse en solo seis meses, a base de vivir por todo lo alto.

A los 25 años se había convertido en un bon vivant, gordito, simpático, inteligente y gran conversador. Lo que le gustaba era el periodismo y se contrató como reportero en Le Matin, de Paris. Se dedicó a la crítica teatral hasta que sus conocimientos legales lo convirtieron en el reportero estrella de los tribunales. Tuvo que presenciar ejecuciones por guillotina que hicieron de él uno de los primeros en manifestarse contra la pena capital y le impulsaron a dejar aquello para convertirse en corresponsal en el extranjero.

Por entonces nadie esperaba de un buen corresponsal otra cosa que el saber llenar las crónicas de datos inventados a base de imaginación. Diez años por Europa, Asia y África le sirvieron para demostrar que imaginación no le faltaba. Se convirtió en una celebridad y a los 37 años, ya cansado, decidió escribir novelas y ganar dinero. Lo que se vendía por entonces era la intriga y Gastón admiraba a Conan Doyle y su creación de Sherlock Holmes, así que creó una variante francesa de super-detective que no consiguió la popularidad del inglés, pero le permitió ganarse bien la vida y gastarse los francos casi según entraban en su bolsillo.

Fue por entonces cuando visitó el Teatro de la Ópera de París, en 1910, y allí escuchó que una vez había vivido en el teatro un personaje extraño y terrible. Eran rumores que llevaban años circulando entre peluqueras, sastras y tramoyistas, historias que hablaban de cosas que se extraviaban, de accidentes inexplicables y de una persona imprecisa vista huyendo en dirección a las catacumbas del Teatro. Así se creó una leyenda a base de 20 años de rumores, y fue lo que disparó la imaginación de Gastón Leroux.


La obra “El Fantasma de la Ópera” pretendía estar basada en un hecho cierto y se publicó por entregas en un periódico, como era costumbre entonces. A los pocos meses ya había caído en el olvido más absoluto, y nada hacía pensar que sería algo más que otro de los 63 libros que publicaría Gastón en sus 20 años de vida como escritor.

Pero en 1922 fue de vacaciones a París el presidente de un estudio de Hollywood, una zona de California donde desde hacía pocos años se hacían películas mudas para una industria en crecimiento y cuyo futuro aún estaba por ver. El norteamericano había quedado impresionado al visitar el Teatro de la Ópera parisino, que entonces era el mayor del mundo, y lo había comentado con varias personas de la industria francesa.

Gastón se había introducido en ese mundillo y conoció al visitante. Le entregó una copia de “El Fantasma”. El americano se lo leyó en una sola noche y recordó que acababa de conocer en el estudio a un actor nuevo, raro, llamado Lon Chaney con el que había firmado para que hiciera de jorobado de Notre-Dame en un decorado del París medieval, pero no tenía más proyectos para aquel rostro capaz de expresiones increíbles. “El Fantasma” podía ser la opción. Así la historia cruzó el Atlántico en el equipaje de aquel judío emigrado a Nueva York, llamado Carl Laemmle, y que ese mismo año se había convertido en presidente de un nuevo estudio cinematográfico, Universal Motion Pictures.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario