Piercing, revista de revistas USamericanas

Piercing, revista de revistas USamericanas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

¡Piercing me ha escrito! Lo último que supe de mi ex me llegó a través de un psico que viaja por los pueblos brasileños con un viejo proyector y una sábana. La vio perderse en la selva. Buscaba una tribu que se caracteriza por su habilidad para agujerearse el cuerpo con piezas decorativas de todo tipo. Pensé que si allí encontraba la felicidad no volvería a verla. Pero no ha sido así y ha conservado los dos vicios que tanto me atrajeron cuando ingresó en La Clínica forzada por sus padres: agujerearse y devorar revistas.

Querido Teo:
Ojalá tu celda tuviera un agujerito por donde pudiera asomarme y ver si me has echado de menos… En este tiempo yo he acumulado dos agujeritos más, me he pasado estos meses en una selva brasileña, qué mejor sitio para perfeccionar mi vicio… pero he acabado tan harta de bichos que no pienso volver a pisar otra cosa que no sea cemento. Está decidido.

Y en el aeropuerto de Chicago, camino de NY, ¿qué me encuentro? Ah, querido… Channel nº5 en el aire… Nicole me mira desde la portada de Vanity Fair. Qué paz… Aunque esa manía por lo vaporoso… por lo menos le colocan esa horquilla con aire retro…

Te recuerdo que soy tan estereoscópica como tú, y mientras atiendo a Nicole con un ojo, el otro… me hace sobresaltarme un poco, ¿quién es esa morena que se lleva dos portadas? (Cosmogirl y Giant…) “Cutie Holmes”, hmm, abandonas el mundo por unos meses y se vuelve loco. El titular dice “No soy tan dulce como creeis…”, y dentro desvelan que está destapando su lado indie… hmm… Tuve que morderme el piercing de la lengua para que me doliera más y olvidarme de la palabrita… De mis malas vibraciones el ejemplar de Giant se cayó de la estantería, el dependiente me miró mal, y como en los aeropuertos USA no estamos para bromas, me agaché para recogerla. Y es difícil explicar mi sobresalto… la de la foto no era ella… está tan retocada que parece un videojuego. Le resaltan los ojos, oscuros, con misterio y mala leche. Mi querido ex, en la página siguiente aparecen imágenes del videojuego de Star Wars, y parecen del mismo reportaje. Menudo favor le han hecho. A ti en el fondo te gustaría… Pero esto me pasa por leer cualquier cosa.

Al lado estaba Glamour, con Jessica Simpson en portada, y me entraron ganas de agarrar las revistas y salir corriendo a coger un avión de vuelta. Claro que hubiera levantado sospechas, está además mi promesa del cemento
y no deseo contribuir a la extinción de la tribu indígena que me acogió enseñándoles esto.

No quedaba mucho más donde elegir, pero estaba ávida por saber y me lancé, mejor no pensarlo, sólo quedaba Marie Claire. Respiré más tranquila al ver a Angelina Jolie en la portada poniendo cara de mala y en las páginas interiores enseñando tatuaje entre lentejuelas. Lo familiar siempre es más llevadero… “¿Por qué no te dieron el papel de buena (en el doblaje de Shark Tale)? si ése es tu nombre, ¡Angie!” se queja la madre en el reportaje, “Porque el resto del mundo no me ve como tú, mamá”. La mitad del artículo está dedicado al ACNUR. En la otra mitad explica que ya no puede ser mala, y que su Billy Bob lo acepta ahora mejor que cuando estaban casados. Me recordó tanto a lo nuestro, querido Teo… Al final del artículo hay un apartado en rosa, “Angelina quiere que sepas:” y la tía se pone a dar cifras. Y yo en Brasil haciéndome agujeritos.

Veamos, Nicole-Cutie, Angelina-Simpson… De repente me las imaginé a todas dándose de codazos por el fotógrafo, si sólo quedara uno en la tierra, y me reconcilié con el mundo.

Verás, querido Teo, Nicole tiene cinco páginas en Vanity Fair. Cuatro son fotos, de una o dos páginas. Y no es que la diosa (remilgada, pero diosa) no tenga nada que decir: el artículo sigue en las últimas páginas de la revista, cuatro páginas de texto sin una sola foto. Pero lo que diga la mujer de 37 años que lidia entre “su arte, su imagen y su vida real” es lo de menos. Hillary Clinton tiene otras nueve páginas en total. Esta mujer está recaudando una cantidad indecente de dinero (hasta para un candidato USA), lo está guardando para la carrera presidencial como si tal cosa, y se está probando el sayo de moderada para llegar a ser la primera Presidenta del país. Mediando entre su arte, su imagen y su vida real… La verdad, saltaba de un artículo a otro (en la parte sin fotos) y no veía la diferencia…

Angelina quiere ser buena y Cutie quiere ser mala. Pero Angelina está llena de tatuajes y Cutie necesita convertirse en un videojuego para mirar con mala leche. A pesar de los tatuajes, Angelina ha adoptado un niño, se pasea por las cloacas del planeta con ACNUR y les dedica la mitad de su espacio en los medios. Cutie clama que en su último año de estudios le pusieron 20 faltas por llevar la falda muy corta… Y digo yo, a parte de ti, querido Teo, ¿alguien más ve la diferencia? No me digas que no es genial.
Al final, seguramente la que más se acerca a su imagen en la portada es la “grandísima” Simpson, que “responde con entusiasmo a todas las preguntas cotillas que le querrías hacer: si sus pechos son auténticos, o cómo es posible que alguien disfrute de verdad participando en un reality show”… Querido Teo, me hierve la sangre por estar de vuelta, ahora mismo voy a taladrarme alguna parte especialmente dolorosa para celebrarlo…

Tu ex que ha vuelto,

Piercing


¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario