Mr Pinkerton en Hawai

Mr Pinkerton en Hawai

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Estaba terminando de anotar mis sabias reflexiones sobre “La guerra de los mundos” que se estrena hoy, cuando me ha entrado Mr Pinkerton.

Querido muchacho:

Este calor me va a matar. Me he cruzado en el portal con la “Rottweiler” haciendo la ronda de fisgonéo de los buzones en bikini. No creo que vuelva a prestarle jamás una película de John Waters… una cosa es desinhibirse y otra que me haga ansiar un ataque temporal de ceguera. He decidido tomarme unos días de vacaciones.
Además el vecino de abajo se ha echado de novia a una locutora de radio fórmula que le envía mensajitos en clave desde su emisora y no se le ocurre otra cosa que poner la música a todo volumen. Después de soportar media hora de canciones del verano, cuando ya tenía en la mano la pistola para dispararme un dardo sedante, empezó a sonar el Hawai
-Bombay de Mecano… lo que rápidamente hizo saltar un resorte de mi recalentada cabeza. Ya tenía un refugio.
Usé el dardo para el vecino y me senté ante la pantalla.

Nada mejor que visitar
Hawai para darse cuenta de que tiene unos paisajes de película. Incluso pude reconocer la playadonde se rodó la tórrida escena de Burt Lancaster y Deborah Kerr en “De Aquí a la Eternidad” (1953). Además, una de mis pasiones es seguir de cerca a las surfistas con unos buenos prismáticos y aquí se pueden encontrar algunas de las mejores olas del mundo en unas playas paradisíacas.
Por cierto, ¿me podrías asegurar que Elvis
está muerto? Porque parece que tenía una relación muy especial con las islas de Hawai, con tres películas rodadas allí, multitud de conciertos y demás. Si no le has podido hincar el diente, quizás es porque sigue viviendo por alguna de las islas de por aquí, gozando de los luaus o bebiendo un “Blue Hawaii”.

Sólo una cosa más, ¿las píldoras naranjas tenían efectos secundarios? Lo digo porque no termino de encontrar muy lógico estar viendo pasar dos pingüinos por la calle… Creo que tendría que probar algo nuevo. Sorpréndeme la próxima vez, muchacho…

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario