Piercing en USAmerica, moverse con mal gusto.

Piercing en USAmerica, moverse con mal gusto.

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo,
Un mes de vuelta en el asfalto me ha hecho echarte tanto de menos, que he decidido hacerte un regalito. Ya sé cuánto odias las fugas que duran más de una noche, y que te cuesta sobrevivir fuera de tu celda a la luz del día… Lo sé, querido, lo sé. Todas tus debilidades… Pero me he sentido tan inspirada que el regalito ya va de camino.

Estoy tan impresionada con el mal gusto de estos cacharros que he tenido dos veces el impulso de dejar que me pasara uno por encima… las dos veces, muy casualmente, había un bombero cerca para impedírmelo… Verás, mi amiga Alexis ya me había advertido sobre la invasión que estaba sufriendo L.A., desde antes de perderme por el Amazonas. Al principio, cuando me habló de los hummers pensé que hablaba de hammers (martillos, querido Teo), y me imaginaba a los rubios doraditos de California cargados con picos y palas en plan atrezzo… Qué engañada vivía. Mis adorados niños malos son capaces de mucho más… Los hummers son estos cacharros horribles que lo mismo valen de tanques, que de ambulancias, que de apisonadoras.

Lo peor de todo es que la fiebre también ha llegado a NYC. Y querido Teo, lo que puedo soportan en L.A. no tiene perdón aquí. Lo último son las bodas con limusinas exóticas, o lo que es lo mismo, cacharros hummer para bodas y paseos varios. Si ya son el colmo del mal gusto, de la exageración y de lo fuera de lugar (porque, querido, ¿qué pinta un tanque en los parkings de las fiestas de Hollywood?), imagínate lo que son transformados en limusinas…

Es como meter a Sylvester Stallone en unos tacones de 10cm. Y todo por el módico precio de 1000 o 1500$ la noche. Más los 200 de la limpieza del final… Si te interesan los detalles (ya sé que sí) y si te apetece diseñar tu propio modelo.

Esto es adoración por la fuerza bruta…

Pues la cosa es algo así: conoces a un chico malo, esperas tres días a que te llame, porque si llama antes tienes que salir corriendo… es la ley, sigues todas las reglas del sistema de citas (cómo las disfruto, querido, eso es sufrir y saber sufrir, mucho más que taladrarse la carne)… pasas por el ritual de la proposición, con diamante incluido, por supuesto, elegido por mí, obviamente (si te digo que he perdido la cuenta…), eliges la iglesia que mejor queda en las fotos y al salir… te espera un tanque blanco de 20 metros de largo…
Querido, puedo paladear, y de hecho paladeo todos los pasos de esta tortura genial. Disfruto viéndoles sus caritas, pesando los quilates, visitando todas las joyerías de la Quinta Avenida
Pero todo tiene un límite. Y esto, querido, los pasa todos.
Cada vez que veo uno de éstos esperando en la puerta de una iglesia, siento el deseo de prenderle fuego a los vídeos de Sexo en Nueva York … o al cacharro directamente.
Pero también pienso en mis amigos de la selva, tan pequeñitos, y calculo cuántos cabrían ahí dentro… y por supuesto pienso en ti, querido Teo, y en lo bonito que sería que uno de estos echara abajo la pared de tu celda, te secuestrara y no te dejara salir hasta estar lejos… lo siento, querido Teo. El regalito ya va de camino…

Tu ex que te adora,
Piercing

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario