Piercing y el vicio de la edad en USAmerica

Piercing y el vicio de la edad en USAmerica

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Ya sé que la escapada veraniega te llevó más lejos de lo que yo había pensado… Brasil cae tan retirado de la clínica… ¿No pretenderás seguirme el rastro querido? Sabes que sería inútil.

El último ataque de vértigo me ha llevado a replantearme mi vida y el rumbo que estaba tomando. Como medida de urgencia me recluí voluntariamente por una temporada en uno de esos centros de desintoxicación… Es que están tan bien frecuentados…(¿por qué será?).

Lo de menos eran las sustancias tóxicas. Los vicios crecen y se reproducen, ya los hay de todo tipo. Incluido el auto-taladraje. La excusa más genial para acercarse a estos personajillos extremos que produce USAmerica. Qué recuerdos de la clínica… aunque no hay comparación, ni se profanan tumbas ni se usan clips y bombillas con imaginación… He conseguido engancharme a todos los vicios que ellos querían dejar. Bastante aburridos, la verdad. Hay uno que se lleva la palma, y a la mayoría de los internos.

Buscarte un juguetito que enseñar a todo el mundo y que te haga sentir veinteañero por los siglos de los siglos… esos que llaman los taitantos. A los pobres infelices de los pacientes les proyectaban diapositivas de Al Pacino (65) y su última conquista, la brujísima Rose McGowan (32) +, de Tom Cruise (43) con su princesita Holmes (27), y hasta el garrafón adulterado sobre Bruce Willis (50) y Lindsay Lohan (19). Buaj.

Claro que había presente algún alma saboteadora, ejem, que enchufó unas diapositivas con audio de Harrison Ford (63)hablando sobre su pendiente y sobre Calista (36), la lista, y alguna más de la Moore (43) y Ashton Kutcher (27)
con lo que el personal médico enmudeció y desapareció detrás del proyector…
Ahora mismo no recuerdo el nombre de mi juguetito, lo encontré en una escapadita a L.A., un camarero aspirante, con su mandil y su libro de Capote en la mano. No te preocupes, querido, llegado el momento podremos compartirlo.

He vuelto al mundo exterior y sigue exactamente donde lo dejé. Me han dado ganas de meterme en el cuarto oscuro, ése donde decido qué rincón agujerearme el siguiente, y a quién me gustaría aplicar tortura contenida…

Supongo que por esa razón me he acordado de ti, querido.
Tu ex, que piensa en ti

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario