Comer de cine: el pastel de boniato de “Yo, robot”

Comer de cine: el pastel de boniato de “Yo, robot”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Hola muchacho:
Cuando yo era joven pensaba que pasado el año 2000 todo sería muy diferente. En mi juventud fantaseábamos con que, cuando fuéramos mayores, los coches volarían y habría miles de máquinas que harían el trabajo por nosotros. Hace años también se creía que en un futuro los robots serían nuestros alíados y nos ayudarían en las tareas del hogar, pero veo que eso sigue siendo algo de las películas y que los jóvenes de hoy en día pensáis en lo mismo.
Yo me voy haciendo mayor y todo me cuesta más, incluso meterme en la cocina a preparar una simple ensalada. El otro día le dije a tu tío que sueño con el día en que tengamos robots que cocinen por nosotros. Se puso a reír y me dijo que eso lo había visto en una película del chico este que antes era El Príncipe de Bel Air, Will Smith creo que se llama. Me la buscó y pasé la tarde viéndola. A mi edad estas películas ya no me divierten, aunque no te voy a negar que me hizo mucha gracia la abuela del protagonista porque me recordaba a mi, porque le encantaba cocinar para su nieto y le preparaba pasteles de boniato, y, como ya estaba mayor, se compró un robot que cocinaba con ella.
Las próximas navidades haz lo posible por comprarme uno de esos. Yo por el momento voy probando de hacer unos pasteles de boniato y te mando una porción del primero. Espero que te guste.

Ingredientes:

1/2 Kg. de boniatos
1 limón
1/2 Kg. de azúcar
Una pizca de canela en polvo
Masa de hojaldre
1 huevo
Elaboración:
Asa los boniatos, los pelas y haces con ellos una masa uniforme (tipo puré). Pones la masa en una cazuela al fuego, preferentemente de barro, y añades el azúcar, la ralladura de la corteza de un limón y un poco de canela en polvo. Deja la masa cociendo a fuego lento removiendo continuamente durante una media hora para evitar que se pegue. La retiras del fuego y la dejas reposar. Es preferible dejarla un día entero, así queda más sabrosa.
Lo siguiente será dividir el hojaldre (fresco o del congelado) en dos porciones. Cubre un molde del tipo “tartera” con una parte del hojaldre que sobresalga un poco de los bordes y rellenas con el puré de boniato. Tapas con la otra mitad del hojaldre, pintas con un poco de huevo y lo metes en el horno a una temperatura de unos 180º hasta que veas que el hojaldre está doradito.

Un cariño de la tía AGA.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario