Ian Fleming, el papá de 007

Ian Fleming, el papá de 007

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 3,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Ian Fleming nunca soñó con convertir a Bond en el protagonista de la saga más larga e insistente de la historia del cine. Sencillamente pensó en escribir una historia de espías en un momento en que la Guerra Fría daba juego para hacerlo. Ian tenía experiencia en el mundo del cine, incluso había hecho de coronel de la aviación inglesa en la primera película de propaganda británica, The “Lion Has Wings”, que había tenido mucho éxito en Usamérica, había hecho que Hitler amenazara con bombardear los Estudios londinenses aunque en Inglaterra “los expertos” decían que la RAF era demasiado débil para enfrentarse a los alemanes.
Ian fue pensando en el tipo de espía que le apetecía dibujar, e incluso en su primer gran enemigo que se llamría Dr. No y que fue imaginando mientras jugaba al golf con su primo el actor Chistofer Lee, ya que ambos eran amigos bastante íntimos. Sí que se pensó en Lee para hacer de Dr. No, aunque al final sólo participó en las aventuras de Bond en 1971 en “El Hombre de la Pistola de Oro” (The Man with the Golden Gun), acompañando a Roger Moore como Scaramanga, el asesino con mayordomo de reducida envergadura y parecido inquietante con Felipe González.
“Casino Royale” fue el primer manuscrito de Fleming aunque haya tardado tanto en convertirse en parte de la serie. Durante años Eon Productions intentó recuperar los derechos de la novela para incorporarla a la saga oficial de 007. El origen de tal contencioso se remonta a mediados de los años 50, cuando Ian Fleming empezó a percibir el interés del cine por su personaje y tomó la decisión de producir él mismo una versión cinematográfica sobre 007 asociándose con los guionistas Kevin McClory y Jack Wittingham.

Aquella historia se tituló inicialmente “Longitud 78 Oeste”, pero cuando los tres guionistas discutieron, decidieron abandonar el proyecto, y Fleming se creyó con derecho como legítimo creador del personaje protagonista para usar el mismo argumento del guión y escribir una novela, “Operación Trueno”, sin reconocer la autoría de parte de la misma a McClory y Wittingham. Tras varios años de pleitos, los tribunales le quitaron la razón a Fleming y se la dieron a McClory. De ese modo éste último pudo poner en marcha como productor ejecutivo en 1983 (Never Say, Never Again ) “Nunca digas nunca jamás”. El título era una broma sobre su protagonista, un Sean Connery ya muy maduro que retomó el papel que le dio la fama negándose a sí mismo cuando dijo que no volvería a ser 007, a pesar de lo cual demostró que seguía siendo el mejor James Bond de toda la saga para el público maduro.
La coincidencia de algunas de las ideas de fleming con la realidad es una parte del atractivo de la serie. Mientras Fleming escribía, la CIA se embarcaba en un proyecto de investigación llamado MKULTRA, que tenía como objetivo reunir información sobre drogas psicoactivascomo el LSD. Entre otros horrores, se administró LSD y otras sustancias a sujetos sin su conocimiento. Al menos uno de esos envenenamientos condujo al suicidio de un científico del gobierno. La CIA organizó burdeles conespejos para grabar a funcionarios y usar las grabaciones para chantajearlos. La misma situación que se ve en “Desde rusia con amor” pero en la ficción los que lo hacían eran los sovieticos.

Aquí puedes saber más cosas sobre Ian Fleming en forma de mp3….

Ian Fleming.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario