Centenario John Wayne: Así nació la estrella

Centenario John Wayne: Así nació la estrella

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (55 votos, media: 3,07 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Antes de que el mundo le conociera como John Wayne,La relación más “directa” que había tenido con el cine había sido meterse en la cama con una de las actrices del momento: Clara Bow. Pero tampoco había sido una forma de entrar en el negocio porque cuando la secretaria de la actriz se vengó de ella pasándole a la prensa la lista de hombres con los que se había acostado… ¡figuraba al completo la alineación del equipo de rugby de la Universidad de Carolina del Sur donde jugaba Wayne!
Pero ya ves, fue el fútbol usamericano quien le condujo a un Estudio cuando su entrenador leconsiguió un trabajo de verano en la Fox para transportar muebles por los decorados. Al poco tiempo se presentó para doblar al protagonista de una peli de fútbol, y debutó marcándose un touch down.
El hijo de Ford contó que en esa época fue cuando ambos se conocieron. Ford le vió moviéndose con el atrezzo del Estudio y se dirigió a élreconociéndole como jugador.

-¿Eres uno de los chicos de Howard Jones? (Entrenador de rugby)
-Sí -respondió Wayne.
-¿En qué posición juegas?
-Defensa.
-Defensa, ¿eh?
-Sí.
-Yo era zaguero. ¿Crees que podrías sacarme?
-Sí, sé que podría.

Los dos se pusieron en cunclillas, con los nudillos sobre el suelo, y empezaron a lanzarse el uno contra el otro. Pero Ford tenía 32 años y no jugaba desde hacía casi veinte. Wayne tenía 21, metro noventa y noventa kilos.
Cuando Ford comprobó que no p’odía mover a Wayne desafió a Duke a que intentara detenerle. Echó a correr hacia él, intentó superarle pero Wayne le agarró, no limpiamente, pero le paró. Cuando Ford se estaba soltando, Wayne le pateó en el pecho y lo arrojó despatarrado al suelo.
Hubo un silencio mortal en el plató, Todos esperaban la reacción de Ford echando al joven para siempre de allí, Pero se puso en pie, se sacudió el polvo y dijo: “Bien, volvamos al trabajo. Ya hemos hecho bastantes tonterías””.

Después de más de diez años en series B con películas para completar las sesiones dobles del cine de entonces, Wayne aceptó la invitación a pasar un fin de semana en el yate de Ford y este le pidió que leyera un cuento corto que había aparecido en una revista.
Se titulaba “Stage to Lordsbury”. Los protagonistas eran una chica alegre, una señora, un médico alcohólico, un banquero corrupto, un viajante de whisky, un tahúr y un pistolero. Se convertiría en la película que hizo pasar a Wayne del cine barato al protagonismo absoluto.

“La diligencia” fue una prueba de fuego para los dos John, sobre todo porque ningún estudio importante quiso correr el riesgo de producirla. Nadie creía en el western porque pensaban que sólo funcionaba como historia de segunda clase.
Ford tuvo que convencer a un productor y hasta casi imponerle a Wayne diciendo que sin él no dirigiría la película. Se completó así el reparto de actores de talento, pero sin estrellas. Ford era listo y le pidió a Wayne lo que podía darle, y eso no incluía mucho diálogo.
Puede que Wayne estuviera aprendiendo a ser actor, pero Ford se dio cuenta de que en aquel armario de tío había un aire de vulnerabilidad especial.
Claire Trevor, la chica de la historia, fue una compañera excelente que trabajó con Wayne durante horas para preparar las escenas que tenían que rodar juntos.
Fue un éxito rotundo que llenó de colas los cines donde se proyectaba. Había vientos de guerra en el mundo y era importante olvidar la sensación de que se avecinaba algo terrible.
La Academia no falló y le dieron siete nominaciones, entre ellas la de Mejor Película y Mejor Director, porque el trabajo de Wayne no era destacable.
Pero 1939 era el año de “Lo que el viento se llevó”, imposible aspirar a nada aquel año en el que también se había estrenado “El mago de Oz”y “Caballero sin espada” (Mr. Smith Goes to Washington). Lo malo es que Se tuvierhon que repartir las migajas. La diligencia, por ejemplo, se tuvo que conformar con dos Oscar: Mejor Actor Secundario y Mejor Banda Sonora.
En realidad a Wayne le resultó mejor que a la propia película porque después de más de diez años se convirtió en una estrella de películas de serie A.

Aquí tienes este mp3 con el rodaje de aquella película

LadiligenciaRodaje.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario