Centenario Katharine Hepburn: La voz de Kate

Centenario Katharine Hepburn: La voz de Kate

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido sobrino:

Te envío estas líneas mientras tu tía Claridge, como una turista más, asciende a la torre de Pisa donde colocan a Galileo lanzando objetos para estudiar la gravedad, como si se tratara de un divulgador del Instituto Tecnológico de Massachussets. Cuando descienda la conduciré a escuchar la cúpula del baptisterio. Basta con unos pocos euros para que el funcionario que lo vigila, cierre unos momentos sus puertas. Entonces la simple entonación de unas pocas notas producidas por la voz humana, por desafinada que sea, rebotan en la cúpula y el eco las repite y superpone hasta casi simular el trabajo de un órgano.

La misma Kate Hepburn sentiría que su voz algo estridente y dura, también podría resultar espiritual. Su voz la mortificó tanto durante toda su vida, que dedicó todo un capitulo de su autobiografía al asunto. Era perfecta para decir sus frases como si fueran cuchillos, pero no cumplía con los requisitos para ser una actriz completa. Eso significaba en los años 40 y 50, que debía saber cantar, o lo que es lo mismo, protagonizar un musical.
La primera vez que cantó en una película cosechó un "Bueno, creo que tendrías que hacer algo a ese respecto", y lo había hecho desde pequeña sin muchos resultados. Dos años de estudios musicales y de violín la convencieron de su falta de talento en ese aspecto.
Pero además fracasó en los varios intentos que hizo con especialistas. No lograba respirar usando el diafragma y durante años no sólo se quedó sin voz en interpretaciones muy exigentes o donde debía gritar con fuerza, sino que un médico le diagnosticó nódulos importantes.
La situación llegó al punto en que, después de seis semanas de la representación de una obra en Londres, sólo podía hablar en el escenario. Fuera de él, tenía que escribir lo que deseara en una libreta.
Por fin un médico especializado la ayudó lo bastante como para controlar la tensión de la garganta y conservar la voz. Pero conservar la voz y cantar son cosas diferentes.
Cuando le propusieron grabar un disco con canciones de Cole Porter, al que conocía de la casa de George Cukor, se puso a estudiar.

CentenarioKatharineHepburn_ColePorter.jpg"Ahora yo podía cantar «Thank you so much, Mrs. Lowsborough. Goodby», de Porter. Está en mi línea, por decirlo así. Había otras dos canciones de Porter: «The queen of Terre Haute» y «A woman's ca-reer», que en mi opinión no resultaban tan apropiadas para mí. No eran tan obvias. La última, sobre todo, necesitaba una verdadera cantante. Por alguna razón, mientras estaba de pie junto al piano de Sue, me pareció que sonaba un poco mejor... ¿O sería que me sentía un poco mejor...? ¿O que Sue, que es una criatura sensible y adorable, pudo convencerme de que estaba un poco mejor? Quiero decir que había algo de auténtico sonido. ¿Lo había, no lo había?"

Aquí puedes escuchar la música de Cole Porter en este video con la voz de Kate...

Vídeo

Kate no se engañó nunca sobre sus capacidades en este aspecto. "Pero bueno, hice el disco con las tres canciones de Colé Porter. Oh, Dios, eso... qué será lo que falta, lo que lo hace poco... digamos que no resulta arrebatador, que no te paras a escucharlo
Es como la pintura. Algo emocionante. Y terminas y te parece maravilloso y cuelgas el cuadro. Después, lentamente, vas comprendiendo que no puedes seguir mirándolo, y finalmente lo quitas y lo guardas en una habitación en la que no entras casi nunca. Y si alguien dice: «¿Quién pintó esas azucenas?», tú respondes, emocionada: «Yo», pero en el fondo de tu corazón, sabes!"

Por todo esto, Kate sabía que el teatro musical era su Némesis. A estas alturas deducirás que una persona como ella tenía la necesidad de enfrentarse a el para vencer o morir. Fue el mayor desafío de su vida profesional y!. veo que tu tía se acerca. Te lo contaré en otro momento, sobrino.

De tu tío que te quiere!.
Ánibal L.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario