El billar, juego de cine

El billar, juego de cine

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Aprendí de mi tío Aníbal que el juego nunca es un juego. El del billar es uno de los más sofisticados porque exige tanta coordinación como el juego físico, y tanta capacidad estratégica como el juego intelectual. Los psicos del billar lo recomiendan tanto para mejorar la concentración como para mejorar la decoración.
Europa lo hizo popular como francés y resultó hasta distinguido, un “caballero” podía practicarlo sin ser expulsado de su clase, luego Usamerica lo convirtió en algo mucho más serio.
Cuando Francis Ford Coppola abrió el cuartel general de su productora, American Zoetrope, lo primero que entró en el inmueble eran homenajes a sus dos culturas: una máquina de café Express y una mesa de billar. Otro ejemplo, el padre de Woody Allen fue buscavidas y encargado de unos billares en Nueva York.

Pero mientras no surja otra cosa decir billar es irse a 1961, cuando Robert Rossen, perseguido durante la Caza de Brujas, filmó una de sus mejores películas, “El buscavidas”. La historia de Eddie ‘Fast’ Nelson, un jugador profesional que quiere triunfar, aunque tenga que romper el corazón o los dedos de quien sea. Nelson compite contra quien se le presente y no duda en enfrentarse al mejor de los jugadores del país, el Gordo de Minnesota, sin que a ninguno le tiemble un músculo. Hay pocas películas donde todo el reparto, todo él, esté a una altura semejante. Lo más curioso es que según los expertos, lo peor de la peli son precisamente los duelos del billar.

Aquí tienes mp3 para que sigas bunas bolas y jugadas….
elbillarjuegodecine.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario