Berlín 2008: Daniel Day-Lewis sale por la puerta grande

Berlín 2008: Daniel Day-Lewis sale por la puerta grande

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Como un torero de postín tras una buena faena en Las Ventas, se puede decir que Daniel Day-Lewis ha salido hoy de Berlín por la puerta grande, la destinada a los grandes. El Festival se ha rendido a su interpretación de petrolero pesetero en “Pozos de ambición”, una obra maestra de Paul Thomas Anderson que se estrena el próximo viernes en España y que llega avalada con 8 nominaciones en los Oscar.

Cuando se dieron a conocer los títulos de las películas que participaban a concurso en Berlín nadie dudaba que lo nuevo del director de “Magnolia” daría mucha guerra. Así parece que va a ser, siendo una auténtica sorpresa que la película no se alce con el Oso de oro a la mejor cinta vista en la Berlinale de este año. Lo que nadie duda es que Daniel Day-Lewis se llevará con todo merecimiento el Oso de Plata al mejor actor, una semana antes de que pueda llevarse su segundo Oscar.

Day-Lewis no escatima detalles en su interpretación, personificando hasta lo demoníaco su papel de hombre que casi se deja la vida perforando pozos de petróleo y a quien, por tanto, no interesa la integridad de los demás. Precisamente Paul Thomas Anderson ha hecho un simil con la temática de su nueva película: “Hacer un filme es como perforar un pozo petrolífero. Uno no sabe si saldrá algo, pero sigue perforando, como si le fuera la vida en ello.”

“Pozos de ambición” refleja un capitalismo petrolero cuyo único cometido consiste en embaucar al labrador con el fin de adquirir sus posesiones a precio mínimo para extraer oro negro.
Un negocio que sólo puede funcionar desde la absoluta falta de escrúpulos y que florece si se pacta con el diablo. Es decir, el fanatismo religioso, encarnado en la película por la Iglesia de la Tercera Revelación, aunque podría ser también cualquier otro fundamentalismo engatusador.

El día ha tenido otras dos películas que han quedado eclipsadas por la película más ambiciosa de Paul Thomas Anderson hasta la fecha. Por un lado “Zou-Zou” del chino Wang Xiaoshuai, que parte del dilema de una pareja que dejó de serlo hace años, pero que ahora se ve en la tarea de tener que procrear de nuevo para dar con el donante idóneo para su hija enferma. Una película dura que no se deja vencer por el sentimentalismo barato.
Por otro lado, la finlandesa “Musta Jaa” de Petri Kotwica, que acudía al festival anunciado como un filme alejado del estilo de los hermanos Kaurismäki, Aki y Mikka.

Tu primo.
Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario