Comer de cine: Los ñoquis de Sofia Corleone

Comer de cine: Los ñoquis de Sofia Corleone

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Cuando uno termina de ver la tercera entrega de “El padrino”, hay dos preguntas que te vienen a la cabeza:
1. ¿Era necesaria una tercera parte?
2. ¿Cómo un genio como Francis consintió que su amor de padre superara a su amor por el cine y nos colara a una insoportable Sofia?

A la primera pregunta, tras darle muchas vueltas, he decidido contestar que sí era necesaria. Ya te guste más o menos, nunca sobra un poco más de padrino. Aunque es verdad que se han visto cosas mejores…qué se le va a hacer, el genio también se agota de vez en cuando…

Y en cuanto a la segunda…mira que le he dado vueltas, lo he consultado, y nada, no encuentro una respuesta satisfactoria. De verdad es incomprensible esa decisión. Yo entiendo que, siendo Sofia un bebé, a papa Francis le hiciese ilusión que la nena saliese haciendo un cameo. En la primera entrega de 1972, Sofia es el bebé que bautizan al final de la peli, es el hijo, sí hace de chico, que tienen Connie y Carlo y que apadrinan Michael y Kay. Hasta aquí todo bien, la jovencísima Sofia estuvo bien en su papel.
En la segunda entrega, ya con la nena un poco más crecidita, Francis nos la vuelve a colar en un segundísimo plano cuando la monta en un bote y la pone a navegar por el lago.

Pero es que en la tercera creo que le se fue la cabeza, te lo digo como lo siento. No hay una escena donde su actuación se salve, ni siquiera en la última… nadie olvida ese “Papá” tan sentido y agonizante.
Pero si hay algo que te deja de piedra, es la escena en la que ella y su primo, Andy García, se ponen a cocinar ñoquis. Como puedes imaginar, las manos van al pan y tanto amasar acaba en lio…pero Francis debió pensar que como iba su hija, a sus 19 añitos, a salir retozando en las pantallas de medio mundo. Así que ni ancho ni corto, papá Francis cortó la escena y los del público nos quedamos con las ganas de ver como acaba el lio familiar.

Pero como aquí lo que nos importa son las cosas de comer, vamos a quedarnos con los ñoquis, un gran invento italiano que redescubrió para nosotros Abraham García…

Vídeo

Y hasta aquí el menú made in Corleone. Espero haberte abierto el apetito y seguro que ahora disfrutas más volviendo a ver “El padrino”.

MartaJar

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario