Centenario James Stewart: “El bazar de las sorpresas”, la escena

Centenario James Stewart: “El bazar de las sorpresas”, la escena

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (11 votos, media: 3,09 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

“El bazar de las sorpresas” (1940) es una de las películas más destacables de la primera etapa de Jimmy. Tal vez sea su única película que entra puramente en los cánones de la comedia romántica de esos años.
La película nos presenta la historia de una muchacha, Klara, que trabaja como dependienta en un bazar de Budapest, y mantiene en secreto un romance por correspondencia con un hombre al que no conoce. Este desconocido resulta ser el jefe de personal de la tienda, Alfred, con quien sostiene una relación bastante mala. Una gran cantidad de malentendidos dará como resultado una solución para ambos en la noche de Navidad. James Stewart y Margaret Sullavan son los dos empleados del bazar del señor Matuscheck en Budapest.

Los dos actores se conocían de la época en la que pertenecían al grupo de teatro University Players de Harvard, y es evidente la complicidad entre ambos. En este grupo de teatro también estaba Henry Fonda con el que se casaría Sullavan, aunque el matrimonio duró poco tiempo.
Junto a ellos, Margaret posteriormente pasaría a Broadway y finalmente actuaría en varias películas de diferentes directores en Hollywood. Directores como William Wyler (con el que estuvo casada unos 2 años), King Vidor, E.H. Griffith, etc. Su vida acabaría de forma trágica, suicidándose con barbitúricos a la edad de 48 años.

CentenarioJamesStewartElbazardelassorpresas.JPG“El bazar de las sorpresas” se basa en una obra teatral de Nicolaus Laszlo y fue adaptada a la gran pantalla por Samson Raphaelson. Ernst Lubitsch, maestro en el arte de la comedia, siempre introdujo como distintivo de sus obras la ironía de sus diálogos y la profunda crítica a las convenciones sociales. Fue lo que se dio en llamar el sello Lubitsch. Fue el gran maestro de Billy Wilder del que llegó a decir que “Lubitsch dice más cosas con una puerta cerrada que la mayoría de los directores actuales con una bragueta abierta”.

Lo que no mucha gente sabrá es que esta película tuvo un remake bien conocido de hace una década. Era “Tienes un e-mail” en la que Tom Hanks y Meg Ryan vivían una historia de amor muy similar, eso si, adaptándose a las nuevas tecnologías en lo referente a la comunicación entre personas.

Video

Tu primo.
Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario