Comer de cine: Pasta veraniega de “Bajo el sol de la Toscana”

Comer de cine: Pasta veraniega de “Bajo el sol de la Toscana”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (13 votos, media: 3,62 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido sobrino:
 
Supongo que te habrás fijado en el matasellos de este paquete y habrás visto que te escribo desde Italia. Una amiga me ha invitado a pasar unos días en su casa en la Toscana y estoy pasando una de las mejores vacaciones de mi vida.

Estaba algo deprimida y mi amiga me envió a casa unos billetes de avión, un dvd y una nota que decía: "Mírate esta película, “Bajo el sol de la Toscana”, y si te enamoras de ella te vienes conmigo a pasar el verano…" como verás el resultado es obvio: llevo un par de semanas aquí y me quedaría para toda la vida. Me ha pasado como a Frances, la protagonista de la película, que deja su San Francisco natal y nada más llegar a Italia, arrastrada por sus amigas que la quieren sacar de una depresión, se enamora de una preciosa villa en la Toscana, la compra y se decide a reformarla para empezar una nueva, y feliz vida. Por supuesto Frances no se resiste a la deliciosa comida italiana y no pierde ocasión de invitar a sus nuevos amigos (y amores) a comer deliciosos platos de pasta.
 
La verdad es que viendo la película uno siente unas ganas enormes de comer pasta y de recorrer Roma, Positano,… paisajes de ensueño. Como Frances prepara a los obreros que reforman su casa, yo he aprendido a preparar esta fácil y riquísima pasta primavera, espero que con los calores no se haya estropeado.
 
Imagen de la película "Bajo el sol de la Toscana" con Diane LaneIngredientes
 
400 gr de pasta (espaguetis, cintas,… la que prefieras)
Aceite de oliva
Unas hojas de rucula
Tomates cherry (cereza) al gusto
1 calabacín
1 pimiento rojo
Sal
Queso parmesano (o similar) rayado
 
Elaboración
 
Llenamos de agua una olla y la ponemos al fuego con un puñado de sal y un chorrito de aceite de oliva. Cuando el agua hierva, echamos la pasta y dejamos cocer unos 12 minutos, hasta que esté “al dente”. Retiramos y escurrimos la pasta, dejándola aparte mientras preparamos el resto de ingredientes (para que la pasta no se pegue mientras se seca, le puedes echar un chorrito de aceite o un poco de mantequilla).
 
En la misma olla que hemos preparado la pasta preparamos el resto de ingredientes: echamos el calabacín y el pimiento cortados en dados pequeños, los tomates (mejor partidos por la mitad). Además de estas verduras podemos añadir hojas de espinaca, pimiento verde, aceitunas negras… hay que dejar volar la imaginación (o mirar que restos quedan en la nevera). Reogamos las verduras con un chorro de aceite, añadimos la pasta, removemos bien y… ¡lista para servir con queso rayado!.
 
Un besiño y sigue disfrutando del verano.
Tu tía Aga
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

José - 01.05.2016 a las 21:50

Una pregunta:
¿Es algún queso especial si tiene rayas?
Si es así dime como se llama.
Si no, entonces debe ser Parmesano rallado!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario