“Ángeles y demonios” y el acelerador de partículas

“Ángeles y demonios” y el acelerador de partículas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (49 votos, media: 3,65 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:
 
He terminado la sesión de electroshock un poco depre. Mi imaginación me ha jugado la mala pasada de pensar en el chute que me daría meterme en el acelerador de partículas del que tanto se está hablando, y el electro me ha parecido una caricia. He logrado entender de lo que se trataba gracias al Venas, un cerebro impresionante 24 horas después de cada cambio de medicación. Y enseguida le he encontrado la relación con el cine.

Yo peso unos cuarenta y cinco kilos de báscula, pero el Venas me ha levantado medio metro y me ha dejado caer sobre ella. Ha llegado a los cincuenta y cinco kilos. Si me tirara desde dos metros de altura, mi peso en el momento de caer en la báscula sería de ochenta o cien kilos. O sea que la velocidad de caída o impulsada, aumenta el peso de la masa. Si me aceleraran a tropecientos mil kilómetros por hora me acabaría convirtiendo en una masa con una energía capaz de arrasar con esta Clínica lanzándome contra ella. Creo que moriría, eso si.
Pero estamos hablando de miles de kilómetros por segundo. ¿Qué energía puede acumular entonces una simple canica? O sea, he entendido la maldita fórmula de Einstein, de que la energía cambia según sea la masa del objeto o sujeto que sea, y la velocidad a la que podamos ponerla sin que se destruya.
 
Pero además resulta que dentro de poco se estrena “Ángeles y demonios”, otra aventura de Dan Brown, y toda la historia comienza en el lugar donde ayer se hizo el experimento de aceleración. Se que mi tío estuvo allí estudiando algún tiempo, y no ha tardado en responder a mi correo….
 
“ querido sobrino:
El acelerador por el que me preguntas es sencillamente la máquina más grande del mundo. Debió haber sido construida por Estados Unidos, y cuando ya se habían invertido más de dos mil millones de dólares, el Senado rechazó el proyecto por las presiones de los lobbies de fundamentalistas cristianos, a los que no gustó la posibilidad de probar y conocer el origen del universo… y que no fuera dios.
así que la máquina se construyó en Suiza, cerca de Ginebra, en el mayor laboratorio de investigación del mundo -el Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire (CERN), lo más internacional que existe al margen del edificio de las Naciones Unidas cuando hay sesión del pleno. Más de la mitad de los científicos del mundo especializados en partículas subatómicas trabajan en el centro. No suele haber menos de tres mil científicos de sesenta nacionalidades representando a más de quinientas universidades.
Una vez que logras atravesar su sistema de seguridad, es lo más parecido a un campus universitario. Una pendiente cubierta de hierba desciende hasta una planicie donde crecen pequeños bosques de arces en cuadriláteros bordeados de edificios con aire residencial, bajos, de ladrillo y separados unos de otros por senderos peatonales.
En uno e los edificios se encuentra el acceso al acelerador. Hay que tomar un ascensor desde la superficie hasta su único piso, que está a la profundidad de una sexta planta. El ascensor abre las puertas a un túnel de cemento liso, lo bastante ancho para permitir circular a un camión de dieciocho ruedas. El pasillo está iluminado por fluorescentes que se encienden con sensores fotoeléctricos al pasar personas o transportes, pero siempre deja ver un final oscuro y sin fin. Es debido a que tiene 27 kilómetros y sería un gasto inútil iluminarlo al completo.
Lo único que destaca sobre la pared de cemento es un tubo de cromo pulido de unos 90 centímetros de diámetro. Cualquiera diría que es recto, porque sólo se ve un fragmento de unos pocos metros antes de perderse en la oscuridad del túnel. Es una ilusión óptica porque la circunferencia del túnel es tan grande que la curva es imperceptible… como la de la Tierra.
 En realidad hace un circulo de ocho kilómetros de diámetro que forma los 27 kilómetros de pasillo, saliendo de suiza, entrando en Francia y regresando al punto de partida.
El tubo dispone de Imanes que se conectan y desconectan alternativamente y a gran velocidad para "empujar" partículas hasta que alcanzan una velocidad superior a los doscientos ochenta mil kilómetros por segundo. Las partículas aceleradas al máximo en direcciones contrarias, dan toda la vuelta al tubo más de diez mil veces en un solo segundo antes de colisionar.
Al colisionar las partículas de átomo se rompen en sus partes constituyentes y así se puede dar un vistazo a los componentes fundamentales de la naturaleza.
El coste del proyecto nunca se hubiera asumido sólo por probar la forma en que se originó el universo. La colisión de partículas puede generar una energía de poder nuclear, sin los riesgos de contaminación actuales, y eso podría sustituir definitivamente a los combustibles orgánicos.
De hecho, y aunque los diarios no lo han mencionado apenas, tan importante como el acelerador es su Decelerador de Antiprotones, donde este Centro logró hace ya varios años las primeras partículas de antimateria, y en lo que se continúa trabajando. La antimateria es idéntica a la materia, salvo por el hecho de que está compuesta de partículas cuya carga eléctrica es opuesta a las que se encuentran en la materia normal. Es la fuente de energía más poderosa conocida por el hombre. Libera una energía tan impresionante que una gota daría luz a toda Nueva York durante un día.
El problema es que es muy inestable. Estalla cuando entra en contacto con lo que sea, incluido el aire. Un solo gramo de antimateria contiene la energía de una bomba nuclear de veinte kilotones, la potencia de la bomba arrojada sobre Hiroshima, y todavía no hay ninguna manera segura de convertir la antimateria en elemento estable, capaz de convivir con la materia sin destruirla. Este es el punto de partida del libro de Dan Brown y la película que mencionas.
 

Tu tío que te quiere…. Aníbal L.”

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Luis - 11.09.2008 a las 15:06

Da un poco de miedo.

Rov - 12.09.2008 a las 15:53

Un circulo de 8 km diametro dentro de un solo edificio?

Desde la Redacción - 17.09.2008 a las 14:42

en efecto, se trata de un túnel de ocho kilómetros de diámetro que parte y se cierra bajo las instalaciones del centro europeo de investigación nuclear. No es el edificio quien tiene esa medida, sino el túnel donde se instala el acelerador.

Javier - 17.09.2008 a las 15:57

Muy interesante. En todo caso la energía siempre produce calor, y una energía más barata aumentaría proporcionalmente el calentamiento terrestre. Es insostenible la progresión con los usos sociales de hoy. Sólo queda la acción individual ecológica como actitud. Hace mucho que el cine no aborda este tipo de cuestiones sin meter virus por medio, y no es necesario. Nos bastamos solos.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario