Barcelona, ciudad de cine

Barcelona, ciudad de cine

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (47 votos, media: 3,17 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:

El pionero del cine Alejandro Promio, enviado a España por los Lumiere, filmó en la primavera de 1896 pequeñas películas de uno o dos minutos sobre Madrid, con títulos como Puerta del sol, Llegada de los toreros o Ciclistas militares. Pero en realidad la primera ciudad ibérica en ser filmada fue la vieja ciudad cartaginesa fundada por la familia Barca. Las primeras imágenes las tomó en Barcelona, en concreto una panorámica titulada Plaza del Puerto de Barcelona, que es por cronología la primera, aunque no fue incluida en el catálogo Lumière por su baja calidad.

Pero Barcelona y el cine superaron aquella metedura de pata de Promio, que andaba limitado en muchos aspectos, y en sus calles nació uno de los grandes pioneros europeos: Gelabert. Muchos historiadores le consideran el verdadero fundador de la industria cinematográfica en España. Como dice un psico LQYTDiga en su libro "el cine español contado con sencillez"..

"Sus conocimientos de mecánica y fotografía le llevaron a construir su propio aparato tomavistas. A partir de ese momento ninguna de las facetas del quehacer cinematográfico le fue ajena. Fue actor, director, guionista, operador y productor, además de empresario, instalador de cinemas y técnico de mantenimiento de proyectores. En 1899 creó en Barcelona el primer taller para construir aparatos de proyección y un laboratorio de revelado. Poco después estableció por primera vez en nuestro país el alquiler de películas para exhibidores, lo que impulsó notablemente el desarrollo del Cinematógrafo ya que los dueños de las salas no tenían que hacer grandes desembolsos en la compra de películas. Pero más aún, se puede decir que Gelabert contribuyó a este desarrollo llevando literalmente el cine a cuestas por toda la geografía nacional. Con su equipo acudía a todos los pueblos y ciudades que reclamaban su presencia. En algunos lugares ni siquiera existía la electricidad y él, para producir la corriente que permitiera sus demostraciones, adaptaba una dinamo a las ruedas de su automóvil.

Como autor, su afán fue siempre el de explorar las distintas posibilidades del nuevo arte. Así, ya en 1897, fue el precursor del cine documental al filmar un reportaje de las obras del rompeolas del puerto de Barcelona. Al año siguiente, con motivo de un viaje del rey a Cataluña, rodó La visita de doña María Cristina y don Alfonso XIII a Barcelona, que tuvo tanto éxito que fue comprada por la compañía francesa Pathé, lo que la convierte en la primera película española exportada al extranjero. Gelabert, antes incluso de Segundo de Chomón, inauguró también en España el cine de trucos y efectos especiales rodando con maquetas el Choque de dos trasatlánticos (1899); y suyas fueron las primeras investigaciones de cine en relieve gracias a un proyector especial que él mismo inventó.

Más curioso aún resulta un primitivo sistema de cine parlante que ensayó con Los competidores (1908). Durante la filmación, en lugar de los gestos habituales del cine mudo, los actores pronunciaban claramente sus diálogos. Luego, al proyectar la cinta en Barcelona, escondía a esos mismos intérpretes en el foso del teatro para que repitieran las mismas frases en directo buscando la sincronización con la imagen.

Entre 1897 y 1931 Gelabert rodó 110 películas de todo tipo: documentales, cómicas, adaptaciones literarias e incluso sucesos de actualidad que él dramatizaba convenientemente. Ya en 1898 se atrevió con una versión de La Cenicienta en plan "superproducción". En ella aparecían innumerables personajes vestidos con trajes de época y actuando en espléndidos salones. El propio Gelabert recogía en sus memorias los comentarios que la gente hacía a la salida del cine de Palma de Mallorca en el que se proyectaba:

– No sé -decían- cómo el buque ha podido traer a la isla tanta gente como sale en el teatro.

– ¡Y el gasto que harán diariamente en trajes! Porque muchos de ellos deben estropearse y tendrán que reponerlos para salir bien.

– ¡Lo que me gustaría ver son las grandes calderas que necesitan para dar de comer diariamente a tanto personal!"

Aquí tienes metida a la ciudad condal en mp3…

Barcelonadecine.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario