BSO: “Vicky Cristina Barcelona”

BSO: “Vicky Cristina Barcelona”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (41 votos, media: 3,12 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido diario:
 
Las referencias a España de Woody Allen comenzaron en una de sus primeras películas, donde la humanidad había perdido la capacidad de reproducirse, excepto los españoles. Se trataba de “El dormilón” y el chiste era uno más de este fabricante de chistes….

 
“….cuando era niño me asombraba ver a uno de mis compañeros dibujando un conejo o cualquier otra cosa. Me quedaba perplejo. Para él no suponía ningún esfuerzo, y se preguntaba por qué yo no podía hacer lo mismo. O aquel otro niño que tenía buen oído para la música y sabía cantar o identificar con precisión las notas. Pues bien, yo sabía escribir chistes, y a mi entender eso no tenía un gran valor. De manera que me subí al metro y empecé a escribir, sin cesar, y escribía hasta cincuenta chistes por día, con una facilidad pasmosa. Cuando el tren llegaba a Manhattan ya había escrito entre veinte y veinticinco chistes”.
 
Tal vez la España a la que llegó primero fue precisamente la de Andalucía, Cataluña y País Vasco, y lo hizo a través de las novelas de viajes de los escritores usamericanos de principios del siglo XX, He­mingway o Dos Passos. A eso sumó los artistas del cubismo y así tocó la cultura española, para digerirlo y convertirlo en humor años después, en “como acabar de una vez por todas con la cultura”, de esta manera:
 

“Juan Gris, el cubista español, había convencido a Alice Toklas a que posara para una naturaleza muerta y, con su típica concepción abstracta de los objetos, empezó a romperle la cara y el cuerpo para llegar a sus básicas formas geométricas hasta que llegó la policía y los separó. Gris era provincianamente español, y Gertrude Stein decía que sólo un español de verdad podía comportarse como él, es decir, hablaba en castellano y a veces iba a visitar a su familia en España. Realmente era algo maravilloso verle y oírle. Finalmente, en 1929, fuimos todos juntos a España. Allí, He­mingway nos presentó a Manolete que era tan sensible que parecía una loca. Llevaba ajustados pantalones de torero o, a veces, de ciclista. Manolete era un gran, gran artista. Su gracia era tal que de no haberse convertido en matador de toros, podría haber llegado a ser un contable mundialmente famoso”.

Desde luego no es suficiente para que Woody se hubiera sentido muy seguro con la banda sonora de su película española, tal y como cuenta A/C Martinez en este mp3…

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Carlos - 30.09.2008 a las 12:14

Hace mucho que no veo “El dormilón”, pero… ¿seguro que se refería a los españoles y no a los hispanos a la hora de la capacidad de reproducción? Sería una referencia sociológica más adecuada. En yanquilandia, el adjetivo spanish se aplica a ambos grupos. Otra cosa es que utilizara el sustantivo spaniards, exclusivo de los naturales de este lado del Atlántico.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario