Una mascota para Piercing

Una mascota para Piercing

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (29 votos, media: 3,17 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido "ex" Teo:

¿Cómo te va todo en la clínica?. Siento no ir más a menudo a visitarte pero mis compromisos me lo impiden, eso sí, siempre te tengo en mis pensamientos. ¿Sabes mi última novedad?. La semana pasada decidí que necesitaba compañía, y como no tengo ganas de tener un nuevo novio pensé en comprarme un animalito, ¿qué te parece?. La cuestión era saber porque decidirme, ¿perro, gato, canario, hámster, periquito o quizás algo más exótico como una boa o una tortuga?. Así que ya me ves toda indecisa, dándole vueltas a la cabeza, cavilando que animal era el más adecuado a mi personalidad. Ya sabes que dicen que los animales reflejan la personalidad de su dueño. 

Total, que yo estaba sentada en el sofá admirando mi último piercing y entonces se me iluminó la mente: ya que me gusta tanto el mundo del cine, ¿por qué no comprar un animal jubilado, uno que ya no sirviese para actuar?. Siempre que veo una película donde salen animales leo al final la famosa frase: no se han maltratado animales, bla, bla, bla…, y siempre me he puesto a pensar que pasa con esos animales cuando ya no sirven, ¿los matan?. ¿Los dejan morir de viejos?. ¿Los venden o regalan?.

La mona ChitaNo sé si lo has oído decir, Teo, pero muchos de estos animales famosos han tenido un final triste, como en el caso de Babe, ¿sabes que 48 cerditos fueron sacrificados porque engordaban demasiado rápido para las exigencias del papel?.

O el caso de la elefanta Akili, que murió durante la filmación de un telefilm. Akili tenía que subir por una rampa, era algo que había practicado varias veces pero ese día, subió y no sabía como bajar, cogió miedo y murió de un ataque.

Más famoso es el león de la Metro Goldwin Mayer que acabo en un hospicio de animales, el mismo donde acabo la mona más famosa de Hollywood, Chita. Ahora ya descansa bajo una lápida sin nombre en el cementerio ubicado detrás del hospicio.

Triste fue también el final de Flipper, el famoso delfín de la serie televisiva. Flipper era en realidad una hembra y murió en brazos de su entrenador, Richard O’Barry. O’Barry reveló que la única manera de trabajar con un delfín es hacerle pasar hambre, así se vuelve dócil y cumple las órdenes: “después de dos días sin comer no hay nada que un delfín no haga por un trozo de pescado”. Así lo hicieron con Flipper hasta que un día Flipper decidió no comer más y simplemente se dejó morir de hambre. Pero aunque creas que Flipper era sólo una, en realidad cinco interpretaron el papel: Susie, Kathy, Liberty, Patty y Sharky, una se dejo morir de hambre y las otras murieron en cautiverio, olvidadas en un circo de cuarta categoría cuando la serie dejó de rodarse.

El simpático delfín FlipperY podría contarte otras muchas historias que te pondrían los pelos de punta pero por suerte existen activistas y asociaciones como la American Humane Association que vigilan las filmaciones para que sucesos como los que te he contado antes no se vuelvan a producir, o en el caso de producirse, que la justicia caiga sobre ellos con todo el peso de la ley.

He decidido investigar este mundillo y si encuentro algún animal en peligro lo adoptaré y lo salvaré quizás de un final cruel o al menos del abandono.

Ya te iré explicando mis novedades.

Piercing

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Agustin - 07.07.2010 a las 02:00

Nunca habia visto tantas mentiras noveleras reunidas en un solo sitio.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario