Coleccionable Chaplin: “Vida de perro”, la crítica a la sociedad del dinero

Coleccionable Chaplin: “Vida de perro”, la crítica a la sociedad del dinero

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (25 votos, media: 3,08 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Charlot había logrado en apenas tres años y medio convertirse en un icono de la moda masculina de las primeras décadas del siglo XX: chaqueta corta y pantalones abombados como la ropa más socorrida en la época de la posguerra. Ello provoco, como siempre que una persona salta a la fama, que surgieran sus imitadores. La anécdota más conocida es que el mismísimo Chaplin se presentaría a un concurso de imitadores de Charlot celebrado en el Teatro chino de Grauman en Hollywood. Chaplin se presentó de incógnito y finalmente quedaría tercero. Su popularidad era ya un arma de doble filo porque Chaplin era popular por su arte, que a su vez había sido impulsado por la fuerza de los Estudios y por la maquinaria promocional. Por eso, Chaplin tenía que comenzar a luchar contra su propia arte y revelarse como artista y no como producto de la industria cinematográfica.

Cartel original de "Vida de perro"Le ayudaría para ello el contrato del millón de dólares firmado con la First National el 8 de Julio de 1917, que además le reportaba plena libertad creativa. Chaplin comienza la construcción de su propio Estudio, situado en la esquina de La Brea Avenue y Sunset Boulevard sobre un terreno que valía 34.000 dólares y que cuando fue vendido por Chaplin en 1956 valía más de un millón. Chaplin inició el rito que actualmente mantiene el Teatro Chino con el Paseo de la Fama. Cuando los obreros acababan de extender la capa final de cemento, Chaplin deja sus huellas firmando en la puerta de entrada con su bastón. Era la inauguración de su estudio el 21 de Enero de 1918.

En esas paredes Chaplin ya era su propio jefe y desarrollaría sin ninguna cortapisa su arte. Había firmado con la First National realizar ocho películas en dieciocho meses, pero Chaplin se lo toma con calma y las rueda a lo largo de cinco años. El tiempo necesario para que la meticulosidad de nuestro artista se viera manifiesta. La primera película que rodaría en estas condiciones sería “Vida de perro”.

Chaplin, en el papel de Charlot, es un vagabundo que roba comida para sobrevivir. Más tarde intenta conseguir trabajo en una oficina, pero fracasa ya que le quitan su posición en la fila (había entrado primero). Una fila que demuestra toda una visión paródica del mundo exterior al que el vagabundo se enfrenta. Luego encuentra a un perro (Scraps) que está siendo perseguido por varios perros, Charlot decide intervenir en la pelea rescatándolo. Una de las escenas más conocidas y divertidas del film ocurre cuando decide entrar a un bar y, como el perro no puede entrar, se lo mete en los pantalones lo que hace que más de uno piense que Charlot tiene cola.

Charlot en la cola de desempleo que representa la película“Vida de perro” es su primera película en tres bobinas y eso le otorga una mayor entidad narrativa. Chaplin contaba en su autobiografía que el fin de la película era reflejar la triste situación de una corista que trabaja en el bar en el que se introduce Charlot con el perro: “El verdadero objetivo del film era el rescate de una chica de dance-hall que pasaba también una vida de perro”.

La cinta no busca la lágrima fácil pero si que subraya esos elementos dramáticos que Chaplin quería incorporar a su cine visual y social. En este caso la explotación de la chica (como no, interpretada nuevamente por Edna Purviance) por el propietario del local, interpretado por su hermano Sydney Chaplin. Aparece la figura del millonario borracho (una constante de su cine habiendo triunfado con esa imitación en su época de vodevil) al que le roban la cartera y que es encontrada por casualidad por Charlot y su perro. Tras algunos malententidos y tropiezos la película acaba con uno de los finales más felices de la filmografía de Chaplin: un Charlot con casa propia y que ha formado una familia con su mujer y su perro. Familia la del can porque Charlie decide terminar enfocando una cuna donde el perro está criando a su cachorro. Y es que en “Vida de perro” ya es un vagabundo distinto que abandona su carácter pícaro y burlesco para ser trágico, un vagabundo que se enfrenta a una realidad complicada.

Chaplin utiliza en esta película al perro para denunciar la situación social del momento, la salida de la guerra además de víctimas y desánimo en la población dejaba además una situación económica precaria que dificultaba la libertad de las personas que eran meros autómatas explotados por sus patronos. Porque a veces no hace falta ser un can para llevar una vida de perro como la que lleva la protagonista femenina que, como reza la película, es una cantante nueva que canta canciones viejas. Un mensaje universal y todavía muy actual que refleja una sociedad movida por el dinero que excluye al que no lo tiene dejándolo como un perro callejero. La nueva religión universal era la del culto al dinero, y Chaplin, como siempre, nos lo dijo muy certeramente.

Vídeo
Nacho Gonzalo (Coronado)
¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

javi - 06.06.2010 a las 00:25

Es un gran maestro del cine es el mejor actor de
mundo es el mejor

alejandro - 23.12.2010 a las 06:30

amo esta pelicula. y lo mas extraño es que no soy un fanatico de los perros. sinceramente no encuentro todavia una pelicula como esta. ya se diran que es un cortometraje, pero aun asi creo que es imperdible y perfecto.

alaan placencia - 09.12.2014 a las 01:33

Chaplin un genio que la epoca moderna extraña, debieran haberlo clonado se adelantó a su tiempo con sus películas.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario