“Asesinos de élite”

“Asesinos de élite”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 3,25 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial se presenta con la acción adrenalítica requerida y necesaria. Trailer, clips y descargas. La web en español va por los mismos derroteros con trailer, reparto, galería y descargas.

El argumento: Narra la historia de Danny, uno de los más hábiles agentes de operaciones especiales. Obligado a abandonar su autoimpuesto exilio, Danny vuelve a reunir a su viejo equipo de agentes de élite para llevar a cabo una casi imposible misión de venganza: rescatar a su antiguo mentor y socio Hunter. Juntos deberán lidiar con una de las unidades militares más temidas que existen, el Servicio Aéreo Especial británico (SAS), para neutralizar una célula de soldados renegados y a su líder Spike antes de que sus acciones provoquen una imparable crisis internacional.

Conviene ver: “Asesinos de élite” es cine de acción con toque macarro y gamberro. El aliciente de contar con un notable reparto y un guión lleno de complejidades morales pseudo-profundas hace que su pretensiones sean mayores que los logros conseguidos. Cine puramente palomitero en el que los nombres de Robert De Niro (en una intervención mucho más breve de lo que nos quieren vender) y Clive Owen son un mero reclamo para hacer más accesible y popular el cine protagonizado por Jason Statham, auténtico protagonista de la película junto al menos conocido Dominic Purcell. Thriller de acción con alardes técnicos poco novedosos y con cierto toque crepuscular (deudora del cine de los 80) y con una trama tramposa y poco verosímil. Cine de asesinos a sueldo entretenido pero olvidable.

Conviene saber: Basado en hechos reales y en la novela “The feather men” de Sir Ranulph Fiennes (1991).

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario