Cine en serie: “Black mirror”, la pérdida, el populismo y la deshumanización

Cine en serie: “Black mirror”, la pérdida, el populismo y la deshumanización

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El anuncio de la renovación de “Black mirror” por una segunda temporada me cogió por sorpresa, vale que la serie de Charlie Brooker fue uno de los mejores estrenos de la temporada y que obtuvo excelentes críticas y datos de audiencia, pero el formato de la misma, el ser una miniserie de tres capítulos independientes entre sí, y el que sus creadores no hubieran mostrado un interés en la continuidad, me hacían creer que la serie se quedaría únicamente en esa notable primera temporada. Aunque una vez conocida la inesperada noticia, la espera para ver que nuevas historias sobre la condición humana con MacGuffin tecnológico nos traería Brooker se hacía eterna.

Esta nueva temporada cuenta con otros tres capítulos (“Be right back”, “White bear”, “The Waldo moment”), que analizaremos uno a uno, para luego hablar de algunas de las claves de la serie, y la sensación que me ha dejado esta temporada en general, aunque te aviso, querido primo, que si continuas leyendo y no la has visto aún te puedes comer algunos spoilers, quedas avisado…

“Be right back (Ahora mismo vuelvo)”: La pérdida

“Be right back” narra cómo Martha, que acaba de perder a su novio Ash en un accidente, se siente incapaz de aceptar su pérdida, así se enganchará a una nueva aplicación que le recomienda una amiga y que reproduce la personalidad de Ash a través de sus datos en las redes sociales.

Este primer capítulo que se nos propone en esta nueva temporada recuerda y se nos presenta casi como un nuevo enfoque de “The entire story of your life”, el último capítulo de la primera temporada. Estamos ante el mejor capítulo de la temporada y, en él, Brooker nos plantea alguna cuestión interesante acerca de las redes sociales y los datos que publicamos en ellas, pero realmente no le interesa desarrollarlas sino que va a ahondar en la psique del personaje principal y en su no aceptación de la pérdida del ser amado, su intento de sustituirlo y finalmente su superación, que nos dejará el primer y único final algo optimista de la serie.

Ahora bien, en lo referente al resultado estamos ante un capítulo bueno, emocionante, pero que en mi opinión no llega, aunque queda cerca, al nivel de los de la primera temporada. En él se reiteran temas ya planteados anteriormente, no se terminan de explotar todas las tramas expuestas, y tiene un final demasiado abrupto aunque bueno con ese amontonar recuerdos en el desván.

“White bear (Oso blanco)”: La deshumanización

El segundo capítulo nos cuenta como Victoria se levanta amnésica en su casa, aparentemente tras algún intento de suicidio y, al salir a la calle en busca de ayuda, se encuentra con que la gente se dedica a grabarla con sus móviles, pero lo peor es que aparece un hombre encapuchado y armado con una escopeta que se dispone a perseguirla en lo que parece va a ser una cacería humana, aunque nada es lo que parece en este capítulo.

Para mí, en “White bear”, tenemos el capítulo más flojo, no sólo de los tres emitidos en esta temporada, sino de la serie en general. Aquí Brooker opta por dejar al espectador en la posición de la protagonista, es decir, desorientado y confundido, y todo ello para ser sorprendido por el giro final (que tampoco es lo sorprendente que le gustaría ser). Hasta ese momento, el ritmo se hace muy pesado, no se termina de conectar con la sufrida protagonista ni con toda la locura mostrada hasta el momento, y el final (de nuevo abrupto) no llega a justificar la tediosa primera parte. El capítulo depende mucho de ese giro final y, además, considero que una vez conocido este no sólo no enriquece esa primera parte, sino que le hace aún más tediosa. Igualmente creo que, debido a la estructura del capítulo y el punto de vista que nos pone, tampoco cala como debería la crítica que se quiere transmitir sobre la justicia ya que el capítulo está más preocupado de sorprendente con el final que de transmitir de manera efectiva lo que cuenta.

De manera aparte he de destacar negativamente los créditos finales ya que lo único que aportan es una sobreexplicación innecesaria del capítulo, que ya había sido lo suficientemente explicado en los minutos finales, y es que creo que era más elegante y bastaba sólo con ver como tachaba un día más del almanaque, el resto era innecesario.

“The Waldo moment (El momento Waldo)”: El populismo

Este tercer y último capítulo nos muestra como Jamie, un cómico fracasado, acaba teniendo mucho éxito poniendo la voz a Waldo, un oso azul y bastante gamberro que hace entrevistas en un programa de televisión y que, después de ridiculizar al candidato conservador, obtiene mucho más éxito y la cadena plantea presentarlo a las elecciones. El capítulo se va dividir en dos partes que tenderán a confluir, Jamie fuera del personaje y su relación con Gwendolyne, la joven candidata laborista, y Jamie como Waldo y su relación con la cadena.

Este capítulo no me ha parecido malo pero sí algo flojo, porque si bien es entretenido y muestra una ideas interesante como son los peligros del populismo mal llevado (muy de actualidad en este momento mirando lo que está pasando en estos momentos en Italia), creo que la historia no está lo suficientemente desarrollada, y porque una de las partes del capítulo, la de Waldo (demasiado exagerado y soez) y lo que éste conlleva no funciona, interesa mucho más la historia personal de Jamie, su fracaso como cómico y su éxito anónimo como voz de Waldo, algo que como se encargan de recordarle en más de una ocasión puede hacerlo cualquiera. Igualmente interesa su relación con Gwendolyne o la labor de ésta como candidata laboralista.

Lejos del listón de la primera

Antes de entrar en la valoración final de la temporada, me quiero centrar en los aspectos comunes de ambas, y es que he podido leer en más de un blog y en diferentes comentarios, que vistos el resto de capítulos a esta serie le sobraba el cerdo, es decir, que mirando la serie en general aquel primer capítulo desentonaba con el resto, y la verdad es que no puedo estar más en desacuerdo, muchos ven sólo en ese capítulo el cerdo y la polémica, un capítulo marcado por su última escena, pero realmente lo que pasara o no con aquel cerdo era lo de menos, lo que importaba eran las reacciones ante eso antes y después del final. Aquel capítulo tenía bastante más, era una sátira política enorme, en la que se criticaba duramente a la clase política que actúa según estadísticas y encuestas, y más preocupada de su imagen exterior que de la integridad de sus actos, al igual que se criticaba sensacionalismo de la prensa, y al morbo y la irresponsabilidad de la sociedad. En todo caso si algunos desentonaran serían “The story entire of your life” y “Be right back”, que se tratan desde la esfera personal, introspectivos, que no invitan tanto a la reflexión y que, en el caso del segundo, pierde hasta el pesimismo hacia la humanidad que destilan los finales de la serie, pero realmente creo que todos forman un todo que podemos diferenciar en tres grupos, los dos mencionados una líneas más arriba que profundizan en los sentimientos humanos, “The national anthem” y “The Waldo moment” sobre política y sociedad, y “15 millions of merits” y “White bear”, que si bien no comparten tema central, en uno la televisión y en otro la administración de justicia, hacen una crítica a la industria del entretenimiento por una parte y a la sociedad por otro apuntando a la deshumanización y el borreguismo de esta.

Por último, ya en cuanto al resumen en general de la temporada, no me ha parecido una mala temporada pero quizás sea por las expectativas altas o porque ya no hay factor sorpresa que sí me ha parecido bastante inferior con respecto a la primera. Y es que tenemos una temporada disfrutable, en la que se perciben buenas ideas, donde los actores y el equipo técnico cumplen y bien, pero la sensación es que el guión no está lo suficientemente pulido o desarrollado, y me deja el presentimiento de que quizás la renovación de la serie no fue inesperada sólo para mí, y no ha habido tanto tiempo para desarrollar esas historias como sí lo tuvieron las primeras. Aun así, en el caso de que la serie sea renovada de nuevo, esperaré pacientemente por la nueva entrega de capítulos, ya que actualmente hay pocas posibilidades de ver propuestas refrescantes de este tipo.

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Tu primo.
Petro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario