Cine en serie: “Doll & Em”, amigas para siempre

Cine en serie: “Doll & Em”, amigas para siempre

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Podría haberle echado una vistazo a esta serie únicamente por ver a la adorable Emily Mortimer en pantalla, pero después de leer las estupendas críticas que ha cosechado, y de ver sus dos primeros episodios, lo cierto es que estamos ante una producción realmente interesante. A medio camino entre la telerrealidad y la comedia, de momento esta producción británica ha conseguido impresionar lo suficiente al público americano como para que en HBO ya haya comprado sus derechos de emisión.

La premisa de la serie no parece a simple vista nada del otro mundo, una actriz de éxito de Los Ángeles decide echarle un cable a una amiga de toda la vida y la contrata como su asistente personal. Como es de esperar, habrá ciertos roces ocasionados por su doble papel como amigas íntimas por un lado y jefa y empleada por el otro. El toque de genialidad lo da el hecho de que tanto la actriz de éxito, Emily Mortimer, como su amiga, Dolly Wells, se interpretan a sí mismas.

Vaya por delante que se trata de una comedia y que los personajes son versiones exageradas de ellas mismas, pero este detalle le añade a la serie una autenticidad que difícilmente hubiese podido conseguir con otro casting de actores. Si además resulta que las actrices son amigas de la infancia en la vida real, tenemos un factor de complicidad que hace su relación tanto más creíble cuando la vemos a través de la pantalla.

Rodada sin artificios, el centro de la serie son precisamente esas situaciones tensas que se producen entre ambas cuando sus roles personales y profesionales rozan entre sí, resultando la mayoría de las veces en situaciones cómicas aunque sin caer en excesos. Es de esperar que en algún momento estos roces den algún giro algo más dramático, y veamos más tensión entre las protagonistas, aunque el tono general es más bien ligero.

Otro factor de interés es que entre los secundarios también se cuelan otros actores famosos, que se prestan a hacer de sí mismos con alguna que otra licencia creativa. Así, veremos a Susan Sarandon, Chloë Sevigny, y John Cusack en los primeros episodios. Visto el estilo de la serie, parece factible que alguno más se apunte a la fiesta, seguro que tiene morbo hacer de uno mismo y permitirse alguna extravagancia de esas que siempre se rumorean sobre los artistas de Hollywood.

En lo que la serie sí se aleja un poco de la realidad es que el que hace de marido de Emily en la serie resulta ser el marido de Dolly en la vida real, así como sus hijos que en la pequeña pantalla también pasarán a ser los de Emily. Para que todo quede en casa, el marido en la vida real de Emily forma parte del equipo de productores de la serie, cerrando el círculo y perfilando aún más el aspecto central de la serie, el basar la ficción en una base de verdad lo más amplia posible.

Es imposible para el espectador saber cuáles de esas situaciones están basadas en hechos reales, y cuáles son completamente inventadas, pero todas resultan creíbles hasta cierto punto. Hay que tener un punto exhibicionista para basar una serie en uno mismo y, al mismo tiempo, una capacidad para reírse de uno mismo para presentarse ante los espectadores en estas situaciones cómicas tan verosímiles. De momento esta serie pasa con nota el primer examen, esperemos que mantenga este nivel en los próximos episodios.

En resumen, “Doll & Em” es una comedia original y sin estridencias, basada en la relación entre sus personajes principales y en menor medida en el mundillo de los actores en Los Ángeles. Si le añadimos los ocasionales cameos de famosos de Hollywood y las excelentes críticas que la acompañan, tenemos sin duda una serie para recomendar.

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario