Cine en serie: “Falcón”, un inglés por Sevilla

Cine en serie: “Falcón”, un inglés por Sevilla

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,40 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Lo confieso, tras ver el tráiler de “Falcón” (Sky Atlantic, Reino Unido) un pálpito recorrió mi cuerpo “seriófilo” pensando que iba a escribir hoy sobre cómo nos ven desde fuera (a los españolitos, me refiero). Y es que cuando en los primeros tres minutos de una serie vemos un torero y una procesión de Semana Santa más vale que estemos preparados para lo peor. Pero no, no ha sido así. Es verdad, lo primero que se nos presenta de esta serie (seguramente para intentar captar a la audiencia) es una plaza de toros, un torero, imágenes de la Semana Santa, pero no es tan gratuito como parece, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de una serie filmada completamente en Sevilla y con un presupuesto estimado de seis millones de libras.

“Falcón” es una serie inglesa ambientada y rodada en España (Sevilla, concretamente). Se hace un poco rara al principio al escuchar a todo el mundo hablar un perfecto inglés (británico) teniendo en cuenta que sus personajes no son una Brigada de la Guardia de su Majestad destinados al norte de Gibraltar, la idea es que todos son españoles (aunque hablan en inglés). Esto confunde un poco al principio, sobretodo porque los nombres son españoles, el tratamiento es en español (hablan de “señor” o “señora” todo el rato, aunque estén hablando en inglés), y digamos que la “flema” choca un poco, pero te habitúas enseguida y pasados unos minutos lo aceptas y consigues “entrar”. No deja de ser como ver una peli inglesa en español pero al revés (es una lástima el no ver interactuar a los ingleses con los andaluces, le hubiese dado mucho “salero”).

La serie es una adaptación de las novelas policiacas de Robert Wilson que empieza por “The blind man of Seville”, ambientada obviamente en esta ciudad. Destaca el tono narrativo y descriptivo que tienen sus episodios (no estamos delante de una serie americana efectista) y cómo la historia se construye poco a poco, dibujando la psicología de los personajes y centrándose en los detalles. Flashbacks, imágenes subliminales y un muy buen uso de los mejores decorados que se pueden tener (patios sevillanos, barrios marginales, etc…) le confieren una estética muy particular.

Curioso, pero una de las escenas que más me gustaron del piloto es la que describe a uno de los compañeros de Falcón en su casa, con su familia y, por supuesto, en chándal. Se ve que han concentrado muchos esfuerzos en atrezo y localizaciones, si bien a veces es un poco forzado y vemos como les interesa lo “exótico” de la ciudad (siempre hay cierto espíritu árabe-flamenco en el ambiente).

El detective Javier Falcón (Marton Csokas, “El señor de los anillos” y “El mito de Bourne”) se nos presenta como el ya un poco típico detective separado, taciturno y del que se entrevé tiene algún tipo de adicción/secreto inconfesable que lo acompañará durante toda la serie, pero visto de una manera muy original. Hijo de un famoso artista español ya fallecido, poco a poco iremos viendo como su pasado está entrelazado con una serie de crímenes que el propio Javier Falcón está investigando en la actualidad. A medio paso entre “Teniente corrupto”, “Magnum” y “Colombo”, Falcón dedica todo su tiempo al trabajo mientras se compadece de la vida que lleva y de lo que ha dejado atrás. No parece que haya tenido una infancia tortuosa pero sí que ha visto cosas que preferiría olvidar. Su temple y permanente tranquilidad contrastarán con algún momento de furia mientras se da cuenta que todo lo que sabía hasta el momento se empieza a desvanecer.

Junto a él, un equipo de policías formado por el inspector Luis Ramírez (Charlie Creed-Miles, “El quinto elemento” y “Skins”) y Christina Ferrera (Natalia Tena, “Harry Potter” y “Juego de tronos”) que serán su verdadero punto de equilibrio, y que investigan una serie de escabrosos y extraños asesinatos que, si bien parecen responder a un móvil puramente económico, se nos deja entrever que tienen un cariz más psicológico-vengativo. Si a esto le añadimos que están relacionados con las obras de arte de su padre (y el hecho de que éste le pidiese a su hijo en el lecho de muerte que destruyese todo su estudio y todos sus bocetos), podremos intuir que lo que realmente se va a desenvolver aquí es una batalla entre Falcón y alguien de su pasado (aparentemente).

Editada con una óptica más cinematográfica que puramente televisiva, además de con un ritmo más pausado (lo que comentábamos antes, una dinámica diferente al de series como podrían ser “CSI” o “The closer”), la verdad es que es una sorpresa que esta serie no tenga más publicidad. Ya sabemos que lo USA tira mucho pero es de agradecer pasar 40 minutos viendo retazos de personalidad de un personaje, pasar tiempo junto a él en su casa de Sevilla, o simplemente viendo ponerse el sol. ¡No necesitamos que nuestro protagonista salte o corra o dispare todo el tiempo! En definitiva, Falcón es un investigador brillante (de esos con memoria fotográfica), pero no es lo que llamaríamos un “héroe”, es tan solo Javier.

¿Atravesará nuestro “Ulises” la delgada línea entre lo legal y lo ilegal? Seguramente sí, ya desde el principio vemos que es un hombre capaz de todo y que no se rendirá hasta saber qué ocultaba su familia. Si bien no es explícito, su personaje viene cargado además de un gran magnetismo sexual con las mujeres de “tío que no me conviene” que seguro da mucho juego a lo largo de la serie

Porqué te va a gustar: Es real, dentro de lo enrevesado de la trama. Escenarios reales, personajes con problemas reales que se comportan como nosotros… En definitiva, empatía con el espectador. Sé que suena mal decirlo, pero todos son “feos”. Bueno, alguna chica más o menos guapa pero, vosotros me entendéis, no están “El mentalista” o los de “Bones”, aquí está el vecino del tercero y el que entrena a tu lado en el gimnasio, gente “real”. Además se escapa de lo que estamos tan acostumbrados a ver en serie de detectives últimamente y está rodada en “casa”, que más se puede pedir.

Porqué podría no gustarte: No es una serie fácil ni “bonita” y no termina el episodio diciendo “el malo era el cartero”. Quizá peca un poco de típica en cuanto a lo que ya hemos dicho del protagonista y quizá Sevilla no solo sean vírgenes, toros y pequeños palacetes como nos quieren vender. El hecho de que te tengas que imaginar a la brigada de homicidios de Sevilla (¡y olé!) hablando como si tomaran el té de las cinco en Westminster Abbey no ayuda a veces a meterse en escena.

Vídeo

Y la semana que viene…

El miércoles que viene, y en colaboración especial con Falken, una serie no sólo mítica sino “asombrosa” (atentos a las pistas, como decía aquel). Por cierto, ¿es Csokas el nuevo Michael Keaton o solo me lo parece a mí?

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario