Cine en serie: “Kate”, una mediadora con mucho que decir

Cine en serie: “Kate”, una mediadora con mucho que decir

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Si me pongo a pensar, series de abogados ha habido siempre: “Juzgado de Guardia”, “Boston Legal”, “Lex”, “La ley de los Ángeles”, “El abogado”, “Ally McBeal”, “Turno de oficio”, “Daños y perjuicios”… y un largo etcétera. Algunas con tintes de humor, otras dramáticas a más no poder, pero siempre con la ley como bandera, con la justicia como fin. La última serie en desembarcar en nuestras pantallas es “Kate”, cuyo título original es “Fairly legal” y que está protagonizada por Sarah Shahi. Sarah es Kate Reed, la protagonista indiscutible de esta producción de Universal que en España podemos ver desde el 4 de abril en el canal Calle 13. Hija de madre española, la actriz texana ha participado en series como “The L world” y “Life” y ahora es el turno de demostrar su talento en una serie hecha a su medida.

El piloto de una hora de duración (el resto de capítulos son de 40 minutos) deja claras todas y cada una de las premisas básicas de la serie, describiéndonos a los personajes principales de manera ejemplar para así pillar el ritmo al momento. El padre de Kate ha fallecido y la firma de abogados Reed and Reed queda en manos de Lauren, la viuda y madrastra que no es mucho más mayor que Kate. Nuestra heroína siguió la tradición familiar y se convirtió en abogada pero da un giro radical y decide desempeñar el trabajo de mediadora. Con sus dotes negociadoras pretende evitar a toda costa el ir a juicio. Kate tiene una capacidad innata para conocer al ser humano; esto, junto con unos amplios conocimientos legales y con un silbido potente para amansar a los que se sublevan dan como resultado una profesional de armas tomar que no dejará ni un caso sin resolver…. siempre que sea ajeno a su vida. Sus casos personales son otra cosa.

Al difícil trato con Lauren hay que sumarle su relación con Justin, su ex marido, un fiscal de San Francisco con quien mantiene una (muy) buena relación, un “ni contigo ni sin ti” que dejará al espectador pendiente del seguimiento de la historia en cada capítulo. Y como Don Quijote tenía a Sancho Panza, Kate tiene a Leo, su asistente personal que la conoce perfectamente y sabe lo que quiere incluso mucho antes que ella. Leo tiene recursos para todo y es cómplice de Kate en muchos casos puesto que los métodos de la mediadora a veces son de todo menos convencionales y siempre va bien tener un aliado.

La trama personal se desarrolla a lo largo de los 10 capítulos de la primera temporada. Los casos de mediación son episódicos y de lo más variado. Algunos parecen tener rápida resolución. Otros no tanto. Pero, como he apuntado antes, Kate no se rinde y siempre cumple con lo acordado. Le cueste más o le cueste menos siempre resuelve sus casos, no importa cómo, siempre logra evitar el juicio. Y ese es uno de los puntos fuertes de la serie. El espectador empatiza mucho con la protagonista una vez ha visto a las partes que se someten a la mediación. Intenta averiguar por donde irá para solucionar el caso.

Kate es lista y divertida, implacable en su oficio, con un sentido del humor ácido que hará las delicias de más de uno y con un sentido de la justicia que llega hasta cotas insospechadas. En una época donde en América se estrenan infinidad de series cada temporada, quedándose muchas en el camino por falta de originalidad, se agradece un producto tan fresco como éste.

Vídeo

Tu prima.
Imogen

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario