Cine en serie: “Ray Donovan”, ¿a quién vas a llamar?

Cine en serie: “Ray Donovan”, ¿a quién vas a llamar?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Recibir una llamada a primera hora de la mañana y escuchar a un conocido pedirte ayuda porque se acaba de despertar junto a una mujer muerta por sobredosis sería para cualquiera de nosotros una situación límite, y para algún director de cine la excusa perfecta para toda una película. Para Ray es un martes por la mañana más. Con “Ray Donovan” parece que Showtime lo ha vuelto a hacer, ha encontrado una serie que promete dar mucho que hablar, y que en su estreno ya ha batido nada menos que a “Homeland” en sus datos de audiencia.

Ray es un “solucionador de problemas”, alguien a quien llamas porque te has metido en un lío serio, o porque necesitas que te haga algún favor no muy legal. Algo así como el señor Lobo al que Tarantino nos presentó en “Pulp fiction”, una persona con muchos contactos, pocos escrúpulos y capaz de mantener la cabeza fría en situaciones complicadas. Pero como se suele decir, en casa del herrero… y así como Ray es capaz de resolver situaciones complicadas en su trabajo, su asignatura pendiente está en su propia casa. Entre un padre al que teme y odia a partes iguales, unos hermanos marcados por un trauma infantil, y una familia que a pesar de las apariencias tiene algo que no termina de encajar, Ray tiene muchos deberes pendientes de los que ocuparse, si no fuese porque su teléfono nunca deja de sonar.

Queda claro desde el primer momento que la serie pretende tomarse su tiempo para contar su historia, no tanto como hace “Mad Men” pero sin muchas prisas. Es cierto que se introducen muchas tramas en el piloto y que se nos presenta a muchos personajes, pero no coincido con los que critican esta serie como demasiado predecible o que sus piezas no terminan de encajar. No olvidemos que estamos frente a un primer episodio, y que de lo que se trata es de introducirnos en el mundo de los protagonistas, no de contarnos toda la historia. Tanto el trabajo de Ray como sus conflictos familiares darían para una serie propia, y de momento ambos frentes tienen mucho potencial para ir desarrollándose durante la temporada.

En cuanto a los actores, los dos protagonistas principales dan lo mejor de sí mismos en papeles muy diferentes. Liev Schreiber hace de Ray Donovan un personaje calmado, callado y contenido, pero que deja ver de vez en cuando salir a sus demonios internos. Al padre de Ray, Mickey, lo interpreta Jon Voight dándole un toque de locura fría y calculadora capaz de transmitir una sensación de incomodidad al verle pero que al mismo tiempo resulta creíble. La mujer de Ray, Abby (Paula Malcomson), es tal vez uno de los personajes que menos me gusta, ese papel de esposa inquisidora y siempre diciendo que se quiere mudar a un barrio mejor me resulta molesto.

En cuanto a los secundarios una cosa queda clara, y es que aquí lo de la normalidad no impera, entre el hermano alcohólico, el otro hermano con Parkinson, el otro hermano negro (no, en serio), el jefe al que parece que se le está yendo la cabeza y el abogado al que en cualquier momento parece que le va a dar un infarto, hay de todo un poco. Y si hacemos trampa y echamos un vistazo a los actores que quedan por llegar podemos ver a James Woods y Rosanna Arquette.

Las críticas en general son buenas (un 75 en Metacritic, y cabe destacar que la mayoría de críticos profesionales ya han podido ver los cuatro primeros episodios), y los que la puntúan favorablemente destacan, además de la labor de los actores principales, el escenario abierto que plantea, ya que el trabajo tan particular de Ray permite ponerle en situaciones muy extremas sin necesidad de darle demasiada continuidad, y por otro lado el drama familiar tiene suficientes variables como para que veamos muchos giros en las relaciones entre los personajes.

Así que ya sabes, apunta el número de Ray en la agenda, porque uno nunca sabe cuándo le va a necesitar.

Vídeo

P.D.: La semana pasada empezó la última y definitiva temporada de “Dexter”, y tiene toda la pinta de que va a ser movidita. Ojo con Debra, porque sigo apostando a que ella va a ser lo último que veamos en esta serie.

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Rocío - 09.07.2013 a las 10:33

Viendo solamente el piloto se intuye que como dices no tiene prisa por contar la historia, y creo que eso es lo mejor que le puede pasar a una serie hoy en día, porque la mayoría van con demasiada prisa por enganchar al espectador que no se molestan en ver si lo que están dando es de calidad, y de momento se quedan sin material con el que trabajar. La calidad de los protagonistas es alta, así como la del guión. Cuando acabas el capítulo te apetece ver más de estos personajes. Rompió records de audiencia de una nueva serie en Showtime, pero es que esta segunda semana ha subido un 15% con respecto al primer capítulo. Parece que tenemos una pequeña joya entre manos.

Profesor Falken - 09.07.2013 a las 18:25

Creo que tiene mucho potencial, y espero que sea de esas series que acaba aprovechándolo. Yo tengo el segundo episodio puesto en la cola, me faltan las horas para tanto episodio, jajaja

daniela - 05.08.2013 a las 19:15

Espero que Ray Donovan siga con la misma línea que han establecido desde el piloto y no vaya a cambiar a algo raro conforme avancen las temporadas.

Jaz - 15.08.2013 a las 16:09

excelente la serie Ray Donovan , me encanta que en HBO siempre pongan tan buena series con excelente actores.

jazzmoreno - 01.10.2013 a las 20:52

esta serie me llama la atención es la cantidad de talento que hay , sin lugar a dudas, Sean Conway es un excelente guionista, sin duda una serie que recomiendo mucho.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario