Cine en serie: “Saltar sobre el tiburón”, el momento crítico de muchas series

Cine en serie: “Saltar sobre el tiburón”, el momento crítico de muchas series

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Los americanos tienen una expresión para referirse al momento en que una serie alcanza un punto en el que se ha desviado tanto de su premisa original, que sus personajes han cambiado tanto desde su inicio, que el público acaba alienado y abandonándola, resultando en su cancelación. Lo llaman “Jumping the shark”, y seguro que lo has leído en alguna crítica. Veamos algunos ejemplos.

La expresión tiene su origen en una antigua serie de los setenta, “Happy days”, uno de esos referentes que hemos visto parodiados en series como “Los Simpson” o “Padre de familia”, en particular al personaje de Fonzie, que es el que dio lugar a este tópico. En ella, tras unos datos de audiencia especialmente malos, los guionistas apostaron por un giro argumental sorprendente para intentar volver a capturar a la audiencia. En este caso Fonzie acababa calzándose unos esquís de agua y haciendo un salto sobre un tiburón. Lo malo de estos recursos desesperados es que los espectadores los acaban viendo como una traición al espíritu de la serie, a lo que les hizo empezar a verla en primera instancia, y terminan por dejar de verla condenándola a su cancelación.

No soy muy fan de las series españolas, pero esto es precisamente lo que se comenta acerca del último giro argumental de “Cuéntame cómo pasó”. Para muchos de sus fieles seguidores, el ver al matrimonio protagonista pasar por esta situación contradice todo lo que les han estado ofreciendo hasta ahora y rompe la continuidad de sus personajes que, de repente, ya no se comportan como se esperaba de ellos. Es un juego peligroso, porque si los espectadores no se adaptan a los cambios se está firmando la sentencia de muerte de la serie.

Algunas series son capaces de sobrevivir a estos giros, como en el caso de “Friends” o “Buffy” que, tras muchos cambios, siguieron cosechando muy buenas cifras de audiencia. Otra que no ha tenido tanta suerte ha sido “Prison break”, que pasó de ser la gran sensación en su primera temporada a un motivo de chiste por la absurda inclinación de sus protagonistas a acabar entre rejas.

“Cómo conocí a vuestra madre” es una serie que, en mi opinión, se va a salvar por poco de una cancelación, pero que claramente ha entrado en barrena tras su momento “jump the shark”, en su caso el anuncio de boda entre Barney y Robin. No sólo se elimina a una de las favoritas para convertirse en la mujer de Ted, sino que al mismo tiempo se liquida a uno de los mejores incentivos, que se ha ablandado de tal manera que ya no tiene la más mínima gracia. Si no fuese porque ya sólo quedan unos pocos episodios estoy seguro de que muchos le habrían dado ya la patada, yo incluido.

Sé que muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero el anuncio de renovación de “The Big Bang Theory” por tres años más ha sido la inspiración para escribir este artículo, y es que poco a poco se está dejando notar un cierto agotamiento en las tramas, con episodios flojos y personajes que hace tiempo no ofrecen nada nuevo. Y si a eso le sumamos la perspectiva de tres temporadas más de este palo, lo cierto es que se le quitan las ganas al más pintado.

Y es que éste es otro extremo que conviene evitar, a veces por temor a caer en el “jump the shark” algunos guionistas se acomodan en una rutina y no se atreven a cambiar nada, otra de esas enfermedades mortales para las series, que difícilmente pueden mantener el interés durante años ofreciendo siempre lo mismo. Por eso las buenas series saben mantener un equilibrio entre mantenerse fieles a sus principios e ir ofreciendo cosas nuevas a sus espectadores para que siempre se estén preguntando qué es lo que va a pasar en el próximo episodio.

Por supuesto, es fácil criticar a toro pasado y lo que para algunas series es una decisión catastrófica, para otras supone un renacimiento de la trama y un subidón de audiencia, haciendo muy difícil prever el resultado de uno de estos giros argumentales. Además, lo que para unos es un mal giro, que sin duda causó la cancelación de una serie, para otros será una excelente idea a la que injustamente no se le dio suficiente margen de maniobra. Pero claro, si esto fuese una ciencia exacta todo el mundo tendría un Emmy. Es precisamente para evitar estas tentaciones por lo que algunos productores deciden una duración límite para sus proyectos, y así no alargar innecesariamente las tramas o sacarse un as de la manga cuando los números empiezan a fallar.

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Xan - 18.03.2014 a las 16:34

Estoy de acuerdo contigo sobre “The big bang theory”, soy un fan total de la serie y considero que las dos primeras temporadas son prácticamente perfectas, de exhibir en escuelas de guionistas. (Eso sí, en original subtitulado NO VER JAMÁS en versión doblada, es el peor doblaje y traducción que he visto en mi vida). Pero en las últimas temporadas la calidad ha bajado bastante y sobretodo, ya no va de lo mismo, ahora intenta transformase en Friends y no les está saliendo muy bien.

PD: sería un buen ejercicio que alguien averiguase cuanto coge esta serie de Frasier porque hace poco que me la volví a ver entera y es impactante la de cosas que son muy parecidas. No sólo tramas sino personajes enteros como Barry Kripke o la parte germofóbica de Sheldon que es muy similar a la de Niles.

Profesor Falken - 19.03.2014 a las 19:42

Pues es interesante esto que comentas de Frasier, la verdad es que es una serie a la que no le he prestado la atención que me hubiese gustado. Eso sí, cada vez que pillaba un episodio haciendo zapping lo veía hasta el final.

A “The big bang theory” no le voy a dar mucha más cancha, o remonta o se cae de mi calendario, que no ando sobrado de tiempo.

Un saludo.

Xan - 20.03.2014 a las 10:41

Pues te recomiendo sin duda que te veas Frasier si tienes la oportunidad, no te vas a arrepentir.

Un saludo.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario