Cine en serie: “Silicon Valley”, el sueño millonario americano

Cine en serie: “Silicon Valley”, el sueño millonario americano

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Como no podía ser de otra manera, esta semana he visto el estreno de “Silicon Valley”. Digo que no puede ser de otra manera por mi ya reconocido frikismo, “nerdismo” y “geekismo”, si es que son cosas diferentes.

Hace ya un tiempo que leí, más por curiosidad que por propio interés, la biografía de Steve Jobs, icono de esta zona californiana y de la idea platónica de “hacerse millonario gracia a una startup”. Padre fundador del marketing para la tecnología, el tándem que hacía con “el otro Steve” (el bueno, Wozniack, atentos al gag de este primer episodio sobre ambos) han marcado el devenir de una gran parte de la juventud americana y mundial persiguiendo ideas y sueños frente a acabar en nómina de una multinacional.

Así nuestra serie se centra en un grupo de licenciados trabajando para un mecenas (“Aviato”, recuerda este nombre y lo desagradable y cansino que puede llegar a sonar) en busca de un proyecto vendible e innovador que les haga millonarios, casi como cualquier graduado de la zona en el más pequeño garaje que encuentre. La cuestión es que descubriremos que a veces lo más importante no es el vil metal (o los “benjamins” que dicen allí) sino la realización personal. Pero me estoy poniendo muy serio y esto es una comedia, algo enrevesada y difícil pero comedia al fin y al cabo.

Con el beneplácito y producción del icónico Mike Judge (“Beavis and Butthead” y “King of the hill”), la actualización del mismo para conocer toda la idiosincrasia del mundo “computeril” es brillante y de ahí precisamente la propia magia de la serie, más que en el propio trabajo actoral. Como te digo es una serie para minorías, al menos sus dos primeros episodios y las cifras que arrojan así lo confirman (casi 2 millones de espectadores en su estreno y 1´6 en el segundo episodio) pero de producciones como éstas surgen luego los mitos y las fieles legiones de fans

No me malinterpretes, no es la panacea… aunque se deja ver. Quizá es una vuelta de tuerca menos surrealista que “The IT crowd” y algo menos comercial que “The Big Bang Theory”. Aquí nuestros nerds son intelectuales incomprendidos en busca de su oportunidad que no dudan en gastarse el dinero en contratar a “Kid Rock” (el mismísimo, gran momento para empezar el piloto) para celebrar la venta de su proyecto a un gigante informático, imagen de vender el alma al diablo (lo que todos haríamos, quien más quien menos). En contraposición, nuestro protagonista no duda en rechazar una oferta millonaria para mantener una idea a flote y no perder todo control sobre su trabajo. Chistes y gracias en algún caso muy técnicas en las que reside el encanto de la “no-explicación” (desgranar un chiste para que sepas qué hace gracia, le quita precisamente toda la gracia).

Con actores desconocidos para el gran público, y sin ningún tipo de remilgo a la hora de meterse con minorías y culturas, la lucha encarnizada por sacar la cabeza en “Silicon Valley” nos mostrará lo peor de cada casa y, a su vez, entiendo que nos acerca mucho más a este mundillo que a un documental serio sobre el mercado tecnológico actual.

Muy entretenida, aunque algo dispersa en algún momento, sinceramente me he sentido reflejado en más de un guiño… aún no sé si es bueno o malo.

Si has leído la azucarada vida de Steve (el malo) o si siempre has sentido una pasión oculta sobre programadores y nerds en general, esta es tu serie.

P.D.: Ausencia casi total de mujeres en esta serie, ya digo, es más realista que muchos documentales.

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario