Cine en serie: “The crazy ones”, galácticos intentando jugar en equipo

Cine en serie: “The crazy ones”, galácticos intentando jugar en equipo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,60 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Sí, lo sé, desde que se estrenó “Buffy cazavampiros” allá por el año 1997 estoy enganchado a todo lo que haga Sarah Michelle Gellar. Quizás no sea la mejor actriz (sic) pero algo en ella me atrae de una manera muy peculiar pese a que reconozco que su “cenit interpretativo” ya pasó (estrella adolescente de serie de vampiros, es una buena frase para un CV).

Por eso hoy te vengo a hablar de “The crazy ones”, una serie que, si bien no pasará a los anales como la mejor comedia del siglo, sí que posiblemente nos hará pasar un buen rato. Quizás una de las mayores críticas que le podemos hacer a esta serie sea que se hayan gastado más en los protagonistas que en los guionistas (a lo que hacía referencia en el título, muchas estrellas pero poco entendimiento) y eso es lo que le puede pasar factura a largo plazo, no teniendo yo muy claro que haya una segunda temporada de la misma. Su creador teóricamente también era garantía de éxito (David E. Kelley, “Ally McBeal” y “Boston legal”) pero mucho tienen que cambiar las cosas para que esta sea una de nuestras series de cabecera.

Así sus cabezas de cartel, los sobradamente conocidos Robin Williams y la propia SMG, a pesar de que lo intentan, a veces les cuesta mucho mantener a flote unos diálogos inteligentes pero forzados. En ambos casos se sobreexplota tanto la verborrea de uno (a lo “Good morning, Vietnam”, realmente en esta serie se interpreta a sí mismo) como la vis cómica de la otra (que ya vimos en muchas escenas de la propia “Buffy cazavampiros” para desahogar la trama).

El planteamiento de la historia es un bufete de publicidad dirigido por Sydney Roberts (Sarah Michelle Gellar) con una carga de estilo y trabajo muy marcado por su anterior director, su padre Simon Roberts (Robin Williams). Forman los dos un tándem muy influenciado por su relación paterno-filial y marcado por la “locura” de uno y la preparación de “método” de la otra. Además de ellos, tenemos a Zach Cropper (James Wolk, “Mad Men” y “Political animals”), el redactor atractivo y carismático que se las lleva a todas de calle; Andrew Keanelly (Hamish Linklater, “The newsroom” y “The big C”), el creativo técnico con problemas para socializar; y Lauren Slotsky (Amanda Setton, “Gossip girl” y “The Mindy Project”), la guapa secretaria de la que nadie sabe bien cuál es su tarea en la empresa

No pudiendo decir que es una sitcom al uso, a pesar de que la historia se desarrolla principalmente en ese estudio de publicidad, si es una comedia de situación rodada con “single-camera” al estilo de muchas de las sitcoms que estamos acostumbrados a ver en pantalla y dándole esa viveza y dinámica de este estilo de filmación. Por supuesto, nuestros dos actores principales se comen el plano cuando aparecen pero sus compañeros están a su altura en cuanto a interpretación y nos dejan algunos momentos geniales. Eso sí, serie obligada a ver en versión original ya que el 50% son los diálogos e imitaciones de Mr. Williams.

Ya te hablé de lo extraño que me parecía una estructura de 20 minutos para esta serie. Hemos comentado que no es una sitcom al uso, no hay risas enlatadas, etc…, y la trama parece atropellarse en algunos momentos con episodios tan cortos. Es verdad que alargar por alargar no tiene sentido y que, en muchos aspectos, es flojilla pero quizás si se hubiese intentado ir más hacia drama-comedia y no tan sólo comedia hablaríamos de algo más completo.

En cuanto a espectadores, es notable el tirón de la pareja con 15 millones en su estreno aunque la caída ha sido igual de notable, con 8´5 en el último episodio emitido. Si mantiene estos números podría ser que se salvase aunque no creo que les haga gracia a actores de tal calibre ir bajando los ratios de esta manera (recordemos que ya SMG se estrelló con su doble papel en “Ringer” y su serie no pasó de la primera temporada). En el caso de Robin Williams hacia bastantes años que no participaba en televisión, al igual que sus papeles en grandes producciones que han disminuido notablemente.

Vídeo

Y la semana que viene…

Una española, que ya va siendo hora de reivindicar lo nuestro.

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario