Cine en serie: “The wrong mans”, ¿dígame?

Cine en serie: “The wrong mans”, ¿dígame?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“The wrong mans” es el título original del clásico de Hitchcock “Falso culpable”, una película en la que un malentendido acerca de su identidad le causa un montón de problemas a un hombre inocente. En este caso no se trata de uno, sino de dos hombres los que por una equivocación se verán envueltos en una trama que nada tiene que ver con sus monótonas vidas. Eso sí, como a lo mejor ya te has dado cuenta por el error gramatical del título, no estamos ante un thriller serio sino ante una comedia británica coproducida entre la BBC y Hulu.

Sam es un funcionario que acaba de dejarlo con su pareja y al que su trabajo no es que no le llene, es que lo odia profundamente. Un buen día, de camino al trabajo, es testigo de un accidente de coche. Como buen ciudadano, avisa a la policía y se preocupa de que el conductor reciba atención médica. Cuando todo termina y la policía se va descubre algo en la cuneta, un teléfono móvil que de repente empieza a sonar. Sam duda durante un momento, pero decide coger la llamada, y ahí empiezan todos sus problemas.

Al otro lado del teléfono una persona le pide explicaciones de por qué no se ha presentado a la cita, asumiendo que se trata del dueño del teléfono. Y mientras Sam intenta explicarle que se trata de un error, la persona que le llama le recuerda que “si no apareces mataremos a tu mujer”. ¿Qué hacer? La voz al otro lado del teléfono matará a la mujer si habla con la policía, pero él no tiene ni idea de con quién está hablando ni de qué es lo que quiere a cambiar de liberar a la mujer del desconocido.

Por si el personaje de Sam no fuese suficientemente torpe para acometer esta tarea, acaba arrastrando con él a Phil, el repartidor de correo del edificio, la definición viviente de “perdedor” y uno de esos personajes que resultan bastante molestos al espectador. Phil es de esos que ha visto “La jungla de cristal” demasiadas veces, y que piensa que en caso de verse en una situación así podría resolverla igual de bien, repitiendo incluso las mismas frases hechas de Bruce Willis.

Lo malo para Sam y Phil es que con buenas intenciones y con un maratón de cine de acción uno no se prepara para según qué problemas de la vida real. Y en cada episodio vamos viendo que este asunto no es que les quede grande, es que amenaza con aplastarles. Mafiosos chinos, mafiosos rusos, el servicio secreto británico, funcionarios corruptos… y todo por coger una llamada que Sam sabía que no era para él (por eso yo nunca cojo el teléfono). Lo bueno es que, a pesar de todo, tienen un ángel de la guarda vigilándoles aunque con un sentido del humor bastante curioso, ya que cuando parece que se han librado de una buena en realidad se están metiendo en otra aún peor.

La crítica coincide en que no es una serie para enmarcar pero que cumple sobradamente con el expediente, aunque es cierto que el personaje de Phil resulta a veces un poco cargante. De momento lo mejor de la serie es Sam que, aunque siempre cómico, resulta un personaje con el que el espectador puede identificarse. No tarda mucho en ganarse nuestra simpatía, y al final de cada episodio lo que queremos es que resuelva todo este lío y convenza a su ex para que vuelvan a vivir juntos. Final feliz de toda la vida, vamos.

La han llegado a definir como lo que resultaría de “El caso Bourne” reescrita por los hermanos Coen, o como heredera de las películas de Simon Pegg. Sin llegar tan lejos, lo cierto es que tiene algo de ambas, con héroes que no tienen nada de súper y que a pesar de rozar la caricatura tienen algo que nos recuerda a gente que conocemos, y a nosotros mismos. Eso sí, la próxima vez que encuentres un teléfono móvil y suene… déjalo donde lo encontraste.

Vídeo

P.D.: La temporada acaba de comenzar y ya se va cobrando víctimas, de hecho tenía pensado escribir sobre “Ironside”, una nueva serie de policías con un protagonista en silla de ruedas, pero lamentablemente ya no hará falta. Al resto de estrenos, buena suerte.

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario