Cine en serie: “True blood”, sangre, sexo y racismo

Cine en serie: “True blood”, sangre, sexo y racismo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (11 votos, media: 4,36 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Que los vampiros están de moda lo sabemos hace tiempo. Desde hace un par de años, con el éxito de las novelas de la saga crepúsculo de Stephenie Meyer, una nueva fiebre por los chupasangres ha crecido entre los adolescentes de todo el mundo que han convertido a Bella Swan y Edward Cullen en nuevos iconos púber de una generación. Pero esta moda por los vampiros se ha comenzado a extender a otros productos destinados a audiencias más adultas. Así “Déjame entrar”, de la que ya se ultima el remake, fue una de las mejores películas del pasado año y ganadora del Foreto que se entrega en esta página. La televisión americana también ha recurrido a estos seres fantásticos y la todopoderosa HBO no iba a ser menos ofreciéndonos desde hace tres temporadas “True blood”, basada en las novelas de Charlaine Harris, y con Alan Ball (ganador del Oscar por el guión de “American beauty”) a la cabeza.

Ball recurre a estas novelas de corte adolescente para ofrecer su particular versión del mundo vampírico y contarnos como los vampiros tiene que integrarse en la sociedad debido a que se ha comercializado una sangre artificial que saciará sus ansias de sangre real. La historia se centra en el personaje de Sookie Stakhouse, una joven de Bon Tems, Louisiana, y en el resto de sus habitantes. Con estos mimbres Ball se sirve, sobretodo en su ingeniosa primera temporada, para ofrecernos una clara metáfora sobre el racismo que todavía impera en la sociedad americana. Los miembros de esta sociedad tendrán que posicionarse a favor de la integración de seres que históricamente han sido temidos, o en contra de normalizar su situación. Este original punto de partida es utilizado para ironizar sobre el fanatismo religioso y la incultura de las sociedades sureñas americanas entre otros temas de corte fantástico.

Rutina Wesley, Sam Trammell, Charlaine Harris, Anna Paquin, Stephen Moyer and Ryan KwantenOtro de los puntos en donde “True blood” se desmarca del resto de productos sobre vampiros es en el enfoque adulto que se hace de éstos. La sociedad se ve sexualmente atraída por estos seres y las escenas eróticas y de contenido sexual y violencia son una constante en la serie que no hace ninguna concesión al público más conservador. Desde su primera temporada, sin duda la más brillante de las tres, “True blood” ha obtenido el respaldo de la audiencia convirtiéndose en la serie más vista del canal HBO. Actualmente, y tras ofrecernos toda serie de historias sobrenaturales, se encuentra en su tercera temporada y ya ha renovado por una cuarta. Por si el éxito de audiencia no fuera suficiente la serie ha obtenido el respaldo de la crítica consiguiendo que su segunda temporada haya sido nominada como mejor serie de drama en la última entrega de los Emmy.

A continuación puedes disfrutar de sus títulos de crédito iniciales, unos de los mas originales y potentes de las últimas temporadas que a ritmo de la canción de Jace Everett Bad Things nos ofrece un resumen de cómo Alan Ball ve a la sociedad sureña americana.

Vídeo

Vídeo

Javier Zurro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Luciana Ferdkin Jovenich - 09.02.2011 a las 17:18

Por suerte llegó True Blood para parodiar un poco a todas las demás melosas últimas tendencias sobre vampiricos! 🙂

En mi blogger un punto de vista más.:)

http://lucianaferdkinjovenich.blogspot.com/2011_01_23_archive.html

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario