Cine en serie: "Defending Jacob", entre la sospecha y la genética

Cine en serie: "Defending Jacob", entre la sospecha y la genética

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

En uno de los capítulos de "Defending Jacob", se recurre a una metáfora aplicable tanto a las historias de ficción, como a la propia vida. Ante un iceberg, sabemos que debajo está la gran masa que no vemos. En este caso la parte visible es la aparición del cadáver de un adolescente asesinado en su instituto. Las circunstancias conducen a pensar que el responsable puede ser Jacob, otro adolescente que cumple quince años durante el tiempo en que transcurre la historia. Hijo único, usuario de las redes sociales con la frecuencia y dominio habitual de los adolescentes actuales. Jacob es reservado y no muy empático. Su padre es el mejor fiscal del distrito de Massachusetts, y será obligado a elegir entre su deber de buscar justicia por encima de todo y su amor incondicional por su hijo, al que se le considera sospechoso del crimen.

Los padres de Jacob son Chris Evans y Michelle Dockery, que algunos reconoceréis de "Downton Abbey". El argumento ofrece una intriga interesante y se centra en las consecuencias que tiene para los padres de Jacob la sospecha sobre su hijo. ¿Es Jacob una víctima o es un asesino? ¿Se trata de un homicidio involuntario o premeditado y ocultado? ¿Ha podido influir la genética familiar en su comportamiento?

Los guionistas usan el elemento genético, muy habitual desde que el biólogo Richard Dawkins publicara su superventas "El gen egoísta". A partir de entonces el sensacionalismo genético se disparó, y muchos medios de comunicación reprodujeron la posibilidad de que un gen fuera responsable de actitudes específicas en terrenos muy variados.

La situación llegó al extremo de que el propio Dawkins se sintió obligado a explicar su postura con otro libro, "El genotipo extendido", donde trató de anular tanto las acusaciones de determinismo biológico que cayeron sobre él, como la existencia de algún gen concreto capaz de poder convertirse en un eximente de responsabilidad.

Los abogados norteamericanos trataron de buscar en la genética argumentos que hoy se consideran vacíos, pero que han "funcionado" en algún caso. En 2009, en Tennessee, la defensa de un acusado de asesinato en primer grado llamado Bradley Waldroup alegó que su comportamiento violento era fruto de la combinación de dicho gen y un historial de abusos en su infancia. Logró que la pena de muerte fuera cambiada por 32 años de condena.

El gen más mediático y del que más se ha hablado es uno llamado MAOA. En 1993, el investigador H.G. Brunner, estudió el caso de una familia holandesa, cuyos 14 miembros varones, habían cometido actos violentos extremos, incluyendo intentos de violación. La realidad es que mostraban una mutación genética, además de retraso mental y comportamiento anormal. Esa mutación (conocida ahora como Síndrome de Brunner), sólo se ha detectado en otras dos familias.

“Lo habitual es que el peso genético en el comportamiento agresivo venga determinado por unas variaciones que pueden estar presentes hasta en un 40% de la población, pero que suponen un nivel de riesgo bajo, y que no implican ningún tipo de determinismo”.

Cada uno de nosotros se mueve cada día portando el ADN de varios miles de linajes, nuestra flora intestinal, nuestros parásitos, además de nuestro ADN nuclear (y mitocondrial), y todos estos genomas se llevan bastante bien bajo la mayoría de las circunstancias. En estos momentos la biología genética rechaza una idea tan simple, por mucho que nuestra necesidad de simpleza explicativa siga manejando el concepto de gen asesino o gen del guerrero, aunque ya sepamos que es el fenotipo, el entorno y las circunstancias, quienes motivan o condicionan nuestro comportamiento.

La habilidad del guión nos conduce a identificarnos con los personajes de la serie. Con algunos giros y sorpresas, se va sembrando en nosotros la duda necesaria para que la historia funcione bien. Lo logra.

Vídeo

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario