Cine en serie: "Des", el asesino que no quería estar solo

Cine en serie: "Des", el asesino que no quería estar solo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

"Des" cuenta en tres capítulos, cada uno tan bueno o mejor que el anterior, un caso de asesino en serie. El actor David Tennant ofrece en esta serie británica una de las interpretaciones más frías y escalofriantes, espectacular, de uno de los criminales más populares del siglo XX y, creedme, no hay ciudad del mundo donde el vínculo entre el asesinato y la ciudad haya despertado más "afición" que en Londres. Martin Fido, autor de "The Murder Guide to London", afirma que más de «la mitad de los asesinatos más memorables de Gran Bretaña han sucedido en Londres»; hasta el punto de que hoy hay varias visitas guiadas y ciertas calles o zonas llegan a identificarse por sus crímenes.

Están los asesinatos de la carretera Ratcliffe, por ejemplo, que inspiró el memorable ensayo De Quincey sobre el asesinato considerado como una de las Bellas Artes, que comienza con una invocación de la carretera Ratcliffe, definiéndola como «perteneciente al barrio más caótico del Londres este o portuario», y una zona de «canallismo sin par»; donde se encontró una familia entera asesinada en una tienda junto a esa carretera, en circunstancias de lo más espantosas; apenas tres semanas después, en una calle muy cercana a esa carretera, siete londinenses en total, incluidos dos niños y un bebé, pasaron a mejor vida en el plazo de ocho días.

Uno de los asesinos, John Williams, se suicidó en su celda de la prisión y su cadáver, junto con el martillo ensangrentado y el cincel que habían sido las herramientas de los crímenes, acabaron exponiéndose en la puerta de las casas de los asesinados. Williams fue enterrado en el cruce de Back Lane con Cannon Street Road o, tal como Quincey escribe, «en el centro de un cuadrivio o confluencia de cuatro caminos, con una estaca clavada en su corazón. Y sobre él transcurre para siempre el bullicio del agitado Londres».

La miniserie de Starzplay está dirigida por Lewis Arnold, responsable de "Misfits" y "Broadchurch", sobre un caso entre 1978 y 1982, cuando la policía seguía la pista de un asesino en serie, conocido como el “asesino amable”. Dennis Nilsen era un funcionario que mató niños y jóvenes, sin hogar o alejados de sus familias, durante 5 años. Los conocía en las calles y se ganaba su confianza, les ofrecía comida o alojamiento en su piso y finalmente les asesinaba para que no le dejaran. La serie cuenta el proceso desde que descubrieron su paradero hasta sacarle toda la información necesaria para identificar los nombres de las personas que mató.

"Des" huye del morbo y nos cuenta en sus tres episodios de 45 minutos, todo el proceso para lograr conocer los nombres de los asesinados y es impresionante el parecido físico de Tennant con "Des". Hay un aspecto de las muertes de Londres que puede comprenderse analizando la carrera de Dennis Nilsen, el contexto de muchos asesinatos en Londres, donde el aislamiento y el anonimato de los extraños que se mueven por la ciudad les deja curiosamente indefensos ante las garras de un asesino urbano.

Una de las víctimas de Nilsen, por ejemplo, era un indigente a quien había conocido en el cruce de la iglesia de Saint Giles-inthe-Fields. Nilsen, por lo visto «horrorizado por su estado tan demacrado», lo mató y lo quemó en el jardín de su casa en Melrose Avenue. Otra víctima fue un joven «skinhead» que había convertido en pintada su propio cuerpo; uno de los tatuajes consistía en una línea punteada alrededor del cuello con las palabras «corte aquí».

Los asesinatos de Whitechapel promovieron el uso, por vez primera, de fotografías policiales que registraban «la escena del crimen»: en 1961, y un asesinato en Cecil Court, partiendo de la Strand, dio como resultado el primer éxito en la técnica del retrato robot.

Ninguna otra ciudad ha tenido en este siglo que demoler dos casas para evitar que se convirtieran en lugares de peregrinaje de los amantes del género. La primera fue el número 10 de Rillington Place, un bloque de apartamentos modestos en cuya planta baja vivió John Reginald Christie, un psicópata sexual que estranguló al menos a seis mujeres y a una niña. Lo macabro del caso —un inocente fue ahorcado previamente por uno de los crímenes de Christie, que guardaba los cadáveres en armarios y bajo las tablas del suelo— hizo célebres tanto al asesino como al inmueble. Cuando Christie fue ejecutado, en 1953, Rillington Place empezó a sufrir aglomeraciones de curiosos a diario, y las autoridades, a petición de los vecinos, ordenaron la demolición.

La segunda casa fue el 195 de Melrose Avenue, precisamente la de "Des", antiguo cocinero militar, funcionario de historial intachable, afiliado al Partido Laborista y de gran actividad sindical, y también con antecedentes familiares de locura y obsesionado con la muerte, al que un fracaso amoroso —su compañero de piso y amante le dejó en 1975— sumió en la soledad y en un delirio psicótico. Nilsen mataba a sus víctimas para que no se fueran. Aunque siempre acababa descuartizando los cadáveres y enterrándolos bajo la cocina o en el patio, antes los guardaba completos durante mucho tiempo, sentados frente al televisor o tumbados en la cama, charlaba con ellos, los dibujaba y les escribía pequeños poemas: «Tranquila, pálida carne en una cama, real y hermosa, y muerta».

Eran su única compañía. Dennis Nilsen asesinó a unos 15 jóvenes, nunca se ha llegado a conocer la cantidad exacta, 12 de los cuales en Melrose Avenue. Cuando la policía concluyó la tarea de recuperar los restos, el edificio estaba tan agujereado y había adquirido una fama tan lúgubre que se optó por la demolición.

"Des" dio mucho trabajo a la policía y la serie refleja de forma escalofriante su carácter tranquilo, sus buenas maneras, siempre educado y respetuoso.

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario