Cine en serie: “Dig”, en el nombre de Dios

Cine en serie: “Dig”, en el nombre de Dios

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Mientras busco un hueco para ver el primer episodio de la recta final de “Mad Men”, he aprovechado estos días para echar un vistazo a la nueva producción de Tim Kring y Gideon Raff, responsables de “Héroes” y “Homeland”, respectivamente. En este caso combinan la parte sobrenatural de la primera con la intriga de espionaje de la segunda para contarnos una historia de conspiraciones religiosas que amenaza con cambiar el mundo.

La historia comienza con tres escenarios aparentemente sin ninguna relación. En el primero presenciamos el nacimiento de un ternero en una granja en medio de la nada. Un parto que se sale de lo habitual cuando un grupo de judíos ortodoxos hacen acto de presencia para comprobar que la cría cumple con lo que esperaban. Nuestro segundo punto de interés es una instalación en Nuevo México, donde todo parece girar en torno a un niño de trece años, del que no sabemos cuál es su propósito. Por último conoceremos a Peter Connelly, agente del FBI desplazado a Jerusalén y que por una casualidad, o por algún motivo más elevado, acaba investigando la muerte de una joven arqueóloga que resulta estar implicada en una conspiración para asegurar que se cumpla una antigua profecía judía.

dig_firstlook_02

Poco a poco iremos encajando las piezas del puzzle e iremos siguiendo al agente Connelly mientras va descubriendo la implicación de la chica asesinada en todo este tinglado, además de ir conociendo su pasado. Sabremos que Conelly tiene un pasado familiar muy triste, ya que su hija se suicidó hace  unos años y su matrimonio está prácticamente muerto. La víctima a la que está investigando resulta tener un parecido físico con su difunta hija, lo que le hace involucrarse más de lo habitual en este caso. También averiguaremos que esta conspiración involucra a un grupo de gente con un poder considerable.

Por otro lado se nos irá revelando el gran plan que amenaza con cambiar el mundo e incluso provocar una guerra. Y los miedos de Connelly y su compañero tienen su fundamento porque si la gente que anda detrás de este tema  se sale con la suya podría provocar un enfrentamiento entre religiones como no hemos visto hasta la fecha, y eso que estamos hablando de Jerusalén. Por cierto, punto para sus creadores por atreverse a contar una historia de fervor religioso protagonizada por judíos, un colectivo que habitualmente esquiva los papeles de “malo” en las producciones americanas.

dig_firstlook_06

El problema es que la serie tarda un poco en coger el ritmo y ofrecer algo inteligible entre esas tres tramas que avanzan en paralelo. Cuando uno sólo tiene diez episodios por delante debe plantearse pronto el nudo de la trama o se arriesga a llegar al ecuador de la serie con muchas preguntas aún por responder. Lo bueno es que las diferentes tramas parece que se van estabilizando y confío en que le den un cierre apropiado, y no en los últimos quince minutos del décimo episodio.

Las críticas no han sido especialmente benévolas con “Dig”, acusándola de querer abarcar demasiado y emplear arquetipos de personajes un tanto manidos, pero tampoco la califica de desastre. Por mi parte, y habiendo visto los cinco episodios emitidos hasta el momento, creo que merece la pena verla, porque son sólo diez episodios y una vez se asienta la premisa vale la pena ver cómo termina toda esta historia.

dig_firstlook_10

En cuanto a sus protagonistas, Jason Isaacs (que estuvo magistral en la nunca suficientemente valorada “Awake”) interpreta al agente Peter Connelly, consiguiendo darle el punto justo de tortura existencial para que simpaticemos con su desgracia sin caer en el dramón. El actor israelí Ori Pfeffer (“Guerra Mundial Z”) es el detective Olan Cohen, policía y compañero a regañadientes de Connelly, al menos hasta que empieza a darse cuenta del alcance de su investigación. A Anne Heche le toca el papel de Lynn Monahan, supervisora de Connelly y algo más. Los más seriéfilos reconocerán a Lauren Ambrose (“A dos metros bajo tierra”) en el papel de Debbie.

Una cosa parecen haber aprendido Kring y Raff de sus grandes éxitos, y es que estirar mucho las historias termina por afectar la calidad del producto. Con un límite de episodios bien marcado, espero que “Dig” sepa cerrar su trama convenciendo, aunque no parece que vaya a ser una serie para el recuerdo.

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario