Cine en serie: “En la sombra”, las cloacas de la política

Cine en serie: “En la sombra”, las cloacas de la política

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“- Bien, no perdamos el tiempo en formalidades. Necesitamos una estrategia y dinero; usted encárguese del plan de batalla y yo me encargaré de la munición. Hay que darse prisa.

– ¿Cuál es el límite legal?

– 14 millones para la primera vuelta; 18 para la segunda.

– Necesitamos el doble.

– Los conseguiremos. Ya he financiado la elección de 60 senadores, sé como recaudar fondos electorales”.

El diálogo corresponde al segundo capítulo de la primera temporada de una serie francesa recuperada por Sundance Televisión, que desanimó, inquietó y enfadó a parte de la clase política gala. Se comprende. Los críticos de televisión, en cambio, la pusieron por las nubes. No hay que imaginar demasiado para ajustar el diálogo a cualquier argumento político en cualquier serie de cualquier país con sistema electoral… y capacidad para producir una serie política ácida e implacable con los manejos y puñaladas en lo más alto de su cúpula política. Siete años después de comenzar a producirse, la producción española no ha sido todavía capaz de poner en pie algo semejante.

“En la sombra” entra en la trastienda de los partidos franceses en el momento en que el asesinato del presidente de la República impone elecciones al cargo vacante. Su argumento confirma lo peor de las suposiciones que el espectador medio aplica al sistema de partidos. Lo vemos con frecuencia en las series norteamericanas pero en este caso se siente la proximidad geográfica y política en las carnes. En seis capítulos que se hacen cortos, resumen de los 35 días de margen que establece el sistema para las elecciones presidenciales, el tóxico del poder, incluyendo su parte erótica, se va apoderando de los candidatos, sus asesores mediáticos y los más próximos en sus círculos. Es en el ambiente enrarecido donde se pone a prueba la capacidad de las personas que dan título a la serie en francés: “Los hombres en la sombra”.

La serie se suma a la lista que tratan de situar a una mujer a la cabeza de la carrera; una profesional y madre, sexualmente progresista con los demás y con ella misma, tambaleante entre la moral y las prácticas de fontanería sucia a las que ha de responder, y cada decisión cuenta para la campaña y para la idea que tiene de sí misma.

Mientras las series y el cine de estas características que nos llegan con las grandes productoras americanas manejan a menudo emociones y situaciones con facilidad algo tosca, “En la sombra” es más sutil, más “realista”, más molesta y también más injusta con los políticos decentes, ya que no abundan en la trama y si suponemos la corrupción por defecto también hemos de suponer lo contrario. Pero la confirmación de la corrupción, que los medios de comunicación transmiten, es una garantía de interés si los políticos en la ficción son encarnados por actores populares y solventes, así que los espectadores franceses han elevado las tres temporadas de “En la sombra” al podio de sus mejores series políticas de los últimos años.

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario