Cine en serie: “Into the badlands”, artes marciales en clave distópica

Cine en serie: “Into the badlands”, artes marciales en clave distópica

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El género de las artes marciales es uno de esos que raramente se ve en la pequeña pantalla y por eso producciones como ésta resultan interesantes, incluso para los que como yo no somos grandes seguidores. Podríamos describir “Into the badlands” como una mezcla entre la fallida serie “Revolution” y la icónica película “Tigre y dragón”, tomando el escenario de la primera y las luchas coreografiadas de la segunda.

El escenario de “Into the badlands” es el de una posguerra futura en la que, tras el desastre de la guerra, el uso de armas de fuego está prohibido y se ha vuelto a una especie de sistema feudal, en el que unos pocos líderes, los barones, se reparten el territorio y los recursos, obligados a colaborar entre ellos pero siempre con en tensión por si alguno de ellos decide ignorar los pactos de no agresión entre ellos y atacar al resto.

La serie abre con una escena ideal para causar impacto, en la que un motorista armado con una katana se enfrenta a un grupo de salteadores de caminos que han atacado un convoy perteneciente a su barón. Aquí es donde esta serie tiene su punto fuerte y, como era de esperar, nuestro recién conocido protagonista despacha a estos criminales sin casi recibir un solo golpe. El premio a su esfuerzo es rescatar al único superviviente del convoy, un chaval al que otro de los barones anda buscando y que, al menos al principio, no sabremos por qué.

Cuando Sunny, el protagonista, regresa a los dominios de su barón es cuando empezamos a hacernos una idea del mundo en el que vive. Si no fuese por la moto que conduce, la serie se podría haber ambientado en la Edad Media o en el Japón feudal, ya que el sistema que los barones han adoptado es prácticamente el mismo. Centenares de trabajadores en los campos fuera de las murallas se dedican a recolectar opio de sol a sol, mientras la guardia personal del barón recluta a niños para convertirlos en los próximos asesinos fieles a su causa. Mientras tanto, la guardia personal del barón, a la que pertenece nuestro protagonista, disfruta de algunos beneficios que quedan lejos del resto de plebeyos.

into-the-badlands-season-1-cast-1200x707

Pero claro, la historia nos enseña que estos sistemas tienen puntos de equilibrio muy inestables, y basta con que uno de los barones muestre algún síntoma de flaqueza para que el resto decida tomar la iniciativa y repartirse su botín. Es el caso de Quinn, el barón de Sunny, que trata de ocultar un secreto que puede destruir todo por lo que ha luchado, y eso sin poder confiar en su hijo para tomar las riendas, demasiado impulsivo y arrogante para los gustos de su padre.

“Into the badlands” nos ofrece un futuro muy similar al de “Revolution”, uno en el que la tecnología ha dado uno o dos pasos atrás y en el que predomina la ley del más fuerte. Por otro lado, toma prestadas de “Tigre y dragón” las escenas de lucha fuertemente coreografiadas y emplea los mismos trucos visuales para dar un toque sobrehumano a los protagonistas. Por último, se inspira también en el drama de “Juego de tronos” en lo que respecta a la lucha entre los diferentes barones y a las intrigas dentro del propio palacio, aunque de manera mucho más superficial.

¿Y cuál es mi motivación?, pregunta Sunny, nuestro protagonista. Él, que ha crecido con el barón y al que debe su vida y su fidelidad, tiene una relación secreta con una de las habitantes del pueblo, algo que no se le permite. Después de todos estos años empieza a plantearse el sentido de toda esta lucha, y si son ciertos los rumores de una ciudad idílica al otro lado de las tierras prohibidas. Su curiosidad por lo que habrá más allá de las murallas aumentará cuando descubra que MK, el chaval al que ha rescatado de los salteadores, parece tener algo que ver con esa ciudad. El problema es que al menos otro de los barones sabe que MK puede ser la clave para encontrarla, y no dudará en empezar una guerra entre todas las facciones para conseguir llegar allí.

AMC_ITB_S1_BuildingTheWorld_1-1024x576

“Into the badlands” se emite en Estados Unidos justo después de “The walking dead”, y varias críticas que he leído la describen como el acompañamiento perfecto. Tomando un tema similar de un futuro distópico, lo afronta con algo menos de drama y mucho más espectáculo en cada una de sus escenas de lucha. Es una serie palomitera, y se puede agradecer verla justo después de otra como “The walking dead” en la que cada día es un dramón. Lo malo es que aparte de las escenas de lucha a la serie le cuesta ofrecer algo interesante, con unas tramas que potencialmente dan para mucho pero que están tardando mucho en desarrollarse.

Daniel Wu (que participa en la pendiente de estreno “Warcraft”), intepreta a Sunny, guardia personal y hombre de confianza del barón Quinn (Marton Csokas, “El protector” y “Sin city: Una dama por la que matar”, entre otras). Como la baronesa Lydia, Orla Brady, y en el papel de la viuda (rival del barón Quinn y la que trata de arrebatarle a MK), Emily Beecham.

Si te gusta el género de artes marciales no hay duda, “Into the badlands” es una serie que debes empezar a ver desde ya. Si no, siempre puedes tomar nota de la programación americana y verla después de cada episodio de “The walking dead”, aunque sólo sea para aliviar el mal rollo que suele dejar ésta cada vez que la toma con alguno de sus protagonistas. Yo sólo le pediría que le dé algo más de vidilla a las tramas que ya tiene medio montadas, porque nadie quiere ver “Revolution” otra vez.

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario