Cine en serie: Lo que dio de sí el 2015

Cine en serie: Lo que dio de sí el 2015

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Durante el año 2015 hemos vivido desengaños y alegrías, sorpresas gratas y misteriosas decepciones, el nacimiento de nuevas estrellas y bien la marcha de otras o el fracaso de algunas al acercarse a nuestra Smart TV. Si me permites, vamos a hacer un “remember” de lo que ha acontecido en nuestro epistolario semanal y más adelante hablaremos de lo que nos espera durante este año que acaba de entrar.

En el mes de Enero hablamos de “Galavant”, en un tono distendido propio de la vuelta al cole, una serie que no dejaba indiferente y que se renovó para una segunda temporada (empezando hace un par de días). Buenas críticas y Alan Menken a la cabeza ampliando a diez episodios esta segunda temporada de vítores y cánticos medievales en esta epopeya al más puro estilo “Los caballeros de la mesa cuadrada”. Siguiendo con las series musicales, analizábamos como “Glee” se enfrentaba a su última temporada, un show que necesitaba acabar y que, a pesar de marcar un hito en la televisión sólo comparable con “Fama”, tenía claros signos de agotamiento que fueron palpables al analizar su final ya en Marzo. Descanse en paz.

Una grata sorpresa fue encontrarnos con “Togetherness”, una de las series punteras del año y que daba pie a una ola de producciones enfocadas a un público más adulto y que en ese tono de comedia ácida o “me río por no llorar” conseguía arrancar muchos “pues eso me ha pasado a mi”. Un gran episodio final que dejó las cosas en el aire pendientes de la segunda temporada (próximo Febrero) y que hace que el apellido Duplass se haya quedado grabado en nuestras cabezas.

En Febrero continuábamos con series para “maduritos” y “Catastrophe” o el miedo irracional a lo desconocido (tener un hijo con un completo extraño, que más se puede pedir). Una muy buena serie también que funcionó tan positivamente que su segunda temporada se estrenó en Octubre del mismo año, adelantándola respecto a Enero de 2016.

“Allegiance” se desmarcó como la versión “mainstream” de “The americans” pero no consiguió convencer, fue cancelada anticipadamente aunque tuvieron la dignidad de “cerrarla” y publicar online el final de la misma. Una pena en una serie de espías que podría haber tenido recorrido pero que resulto demasiado poco creíble para sus espectadores. En un plan más misterioso y oscuro, descubríamos “Fortitude” y la agonía de las pocas horas de luz y el frío polar. También renovada para una segunda temporada, a finales de mes podremos continuar con ella.

Marzo nos traía una de las mejores series españolas de los últimos años, “El Ministerio del Tiempo”. No sólo los cameos la hacía interesante a nuestros ojos, o el hecho de cruzar algunos personajes de otras producciones con esta, la propia trama y originalidad de la misma nos gustó y, lo que es más importante, al público también. Fue Premio Ondas a la mejor serie española y en breve tendremos su segunda temporada.

También una nueva comedia, “Younger” y cómo los cánones de la vida actual te impiden triunfar (personal y laboralmente) si has pasado la treintena. Renovada para una segunda (y parece ser que tercera) temporada, también la podremos ver este Enero. “The returned” era una adaptación de una serie paranormal francesa sobre un accidente mortal y la vuelta a la vida cuatro años después de sus víctimas en circunstancias inexplicables. Fue cancelada poco después de sus primeros episodios.

“Big time in Hollywood, FL” despertaba Abril con un humor irrelevante y loco que no consiguió cuajar para una segunda temporada. Suerte que sí tuvo la gran “Bloodline”, con 2 nominaciones a los Emmy y 1 a los Globos de Oro, en gran parte debido a un trabajo coral estupendo y a una muy acertada mezcla de cine negro y dramas familiares. Estupenda para rememorar después de las comidas familiares que todos hemos tenido durante estas fechas.

“Daredevil” consiguió conjugar algo muy complicado en el mundillo del entretenimiento, gustó a público y crítica, y eso es muy complicado en el género de superhéroes. Por supuesto que D’Onofrio tuvo mucho que ver, respetando la máxima que dice que un gran antagonista hace grande una producción. Tendremos que esperar a Marzo de este año para poder ver otra vez a nuestro héroe y sufrir junto a él tanto sus avatares internos como su necesidad de salvar el mundo. Terminamos el mes viajando y descubriendo como “Kamen Rider Drive” se mantiene en parrilla 25 años después haciendo las delicias de niños y mayores herederos del espíritu “Power Rangers” mezclado con “Godzilla” y “Meteoro”.

En Mayo volvía Richard Dreyfuss en una serie de baja calidad, “Your family or mine”. Una comedia típica que no llegaría a renovar. Y es que no ha sido un año especialmente bueno para las sitcoms, excepto algún honroso caso que veremos más adelante. “Refugiados” era la guinda española del mes con Natalia Tena a la cabeza si bien aun no tenemos muy claro si era una miniserie o tendrá continuación. Un poco caótica debido a su doblaje y monotonía, es una de esas producciones que acaban quedándose con el “para ser española…”.

“Wayward Pines” recuperaba el tono de series al estilo “Twin Peaks” o incluso “Perdidos” en cuanto a estar más tiempo pensando en la serie después de verla que lo que dura el propio episodio, visitando foros y construyendo todo tipo de cábalas sobre lo que realmente acontece. A mediados de este año la veremos continuar.

En Junio hablamos de “Mr. Robot”, la serie protagonizada por Rami Malek y Christian Slater que nos sorprendió a todos (para bien) y que estamos deseando volver a ver. Esa mezcla onírica, psicótica, anárquica y computil que nos hace delirar y darle al coco mientras vemos como nuestro propio gobierno tampoco se aclara.

“SunTrap” nos hacía reír más por lo ridículo y lo extravagante que por los chistes en si, pero no alcanzo las cotas esperadas ni una renovación oficial. “Clipped” tampoco destacó pese a recuperar a viejas glorias (George Wendt y Reginald VelJohnson) y también fue cancelada. Y otra serie que fue cancelada (muy a mi pesar) fue “Proof”. Algún día hablaremos de ese sentimiento de desamparo cuando te dejan alguna trama a medias sabiendo que nunca la vas a recuperar.

A principios de Julio comentamos “Ballers”, la serie de Dwayne Johnson que se ha convertido en todo un pelotazo (este chiste es de mi cosecha) y que ha mejorado muchísimo la reputación de este actor salido del wrestling americano. Ya renovada, esta comedia que trata del mundo del management de jugadores profesionales de fútbol americano, sus finanzas y la vida tras retirarse es otra de mis series preferidas de 2015.

También pudimos ver “Zoo”, inexplicablemente renovada para una segunda temporada (que injusta es la tele) mientras que “The Brink” con Tim Robbins y Jack Black era renovada para posteriormente ser cancelada. “Scream”, la adaptación de la famosa saga cinematográfica también fue renovada, y “Sex & drugs & rock & roll”, la serie creada y protagonizada por Denis Leary sobre los excesos de un rockstar también, manteniendo esta última la idea que no se necesita un gran presupuesto para tener un gran producto.

Dimos un salto veraniego en Agosto a Italia para ver “1992” y entender un poco mejor la política (y sobre todo la corrupción) en el país vecino, una gran serie que esperemos tenga continuación (al menos hasta la época dorada de Berlusconi). También repasamos series de bajo perfil y “Kevin from work”, una comedia amable y disparatada de la que aun no sabemos su continuidad (no apostaría mucho) y la nueva serie de Patrick Stewart, “Blunt talk”, donde un presentador de televisión con un claro desorden mental intenta conducir su programa.

Ya con la vuelta al cole en Septiembre nos dimos cuenta que los Emmy coparían las novedades televisivas, con sus nuevas regulaciones y marcando siempre tendencias para los años venideros. Pocas sorpresas (o muchas, Jon Hamm por fin) aparte de intentar reflotar la franquicia “Homeland” y premios a los de siempre (Dinklage, “Veep”, etc.).

Octubre nos despertaba con “The Carmichael show”, por fin una sitcom con renombre y calidad que por supuesto ha sido renovada para una segunda temporada. “Blood & oil” recuperaba a Don Johnson en un nuevo intento de traer el tema del petróleo a la televisión intentando conjugar a las nuevas generaciones con los herederos de “Dallas”, pero no acabó de cuajar e incluso la primera temporada fue reducida a 10 episodios de los 13 programados originalmente.

“Grandfathered” recuperaba a otra leyenda de la tele, John Stamos, en una muy buena comedia sobre los problemas de “peterpanismo” de un hombre al enfrentarse a la dura realidad de saber que es padre de un joven veinteañero… y que éste a su vez ha sido padre, por lo que es abuelo también. Renovada ya para una segunda temporada.

En Noviembre volvieron “The Muppets”, intentando recuperar la fórmula que les llevó al estrellato (te das cuenta la de remakes y retornos a la pequeña pantalla que llevamos ya…) y, por supuesto, la adaptación de “Supergirl” a la pequeña pantalla, con la luminosa Melissa Benoist como protagonista y la moda de los cómics llevada otra vez a la pequeña pantalla (son los nuevos zombies).

También vimos la vuelta de dos estrellas compartiendo programa, Rob Lowe y Fred Savage en “The grinder” y la televisión dentro de la televisión. Otra del ranking de este año (de lo que ha pasado por nuestra correspondencia) es “Public morals”, la serie sobre corrupción policial de Edward Burns que dejó muy buen sabor de boca. Así mismo, también hablábamos de “The man in the high castle”, la adaptación de Philip K. Dick a la pequeña pantalla que también se corona como uno de los mejores descubrimientos del año (subjetivamente, claro está).

Diciembre nos dejó la pobre “Agent X” de Sharon Stone, un triste homenaje a las películas tipo “La búsqueda” que fue cancelada poco después de la emisión de sus primeros capítulos.

Todo esto es lo que dio de si el año, al menos lo que nos dio tiempo a descubrir desde aquí. Por supuesto que no es posible analizar todo lo que sale al mercado estos días y es cierto que nos movemos muchas veces más por gusto que por presupuesto o por supuesta importancia de otros estrenos pero creo que ha sido interesante ir descubriendo series un poco más minoritarias o que han pasado desapercibidas (pero que en muchos casos han dejado momentos brillantes).

Esperemos que el año próximo venga cargado de buenos estrenos.

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario