Cine en serie: “Lost girl”, placer culpable canadiense

Cine en serie: “Lost girl”, placer culpable canadiense

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Cuando uno piensa en Canadá lo primero que se le viene a la cabeza es el jarabe de arce, la policía montada y Wayne Gretzky. Pero en Canadá también hay una industria televisiva que, de vez en cuando, exporta productos interesantes al extranjero y “Lost girl” es una de esas series. Embarcada en su cuarta temporada, esta serie de aventuras sobrenaturales no va a ganar ningún premio por originalidad pero ha sabido ganarse un hueco en la parrilla ofreciendo un producto entretenido y con un atractivo visual bastante evidente.

Y es que para qué lo vamos a negar, el casting de esta serie es uno de sus principales atractivos, en la que la protagonista es nada más y nada menos que un súcubo (un demonio que obtiene energía de sus víctimas mediante el sexo) que está de muy buen ver. De hecho parece que un buen físico es condición indispensable para formar parte del elenco de protagonistas, salvo algunas excepciones. Y claro está, el hecho de que el sexo sea el medio por el que la protagonista obtiene su poder da pie a alguna que otra escena subida de tono para lo que los estándares americanos nos tienen acostumbrados (pero que nadie se me emocione, porque toda esta “acción” se mantiene en el terreno de la insinuación).

Está claro entonces que el universo en el que se desarrolla esta historia tiene algo diferente y, en este caso, es que los personajes de los mitos y leyendas como el hombre lobo, las sirenas y los súcubos existen realmente y andan entre nosotros, ocultos. No sólo eso, sino que se dividen en dos facciones enfrentadas pero inmersas en una especie de guerra fría, todo un clásico de luz versus oscuridad. Cada uno de los seres escoge libremente su alineación y debe someterse a las reglas que se impusieron hace siglos.

La diferencia respecto a la protagonista es que ella no descubre el porqué de su poder hasta ser ya adulta y decide mantenerse neutral, lo que no sienta bien en ninguno de los dos bandos. Eso sí, una vez que aprende a controlar su poder decide emplearlo para ayudar a otros seres sobrenaturales, tanto del bando de la luz como de la oscuridad.

¿Suena manido? Tal vez, aunque antes de que nadie salte gritando “¡plagio!”, que conste que “Once upon a time” (Érase una vez)” se estrenó un año más tarde que “Lost girl”. Si hay que buscarle algún parecido sería más con la serie de cómics “Fables”, con la que comparte incluso al hombre lobo como un personaje reformado y al servicio de la ley, en este caso la humana además de la de su mundo. En el fondo es una serie procedimental con un caso nuevo por semana, alguien a quien la protagonista tendrá que ayudar a solucionar algún problema. Además, cada temporada cuenta con un arco narrativo que va avanzando poco a poco, descubriéndonos algún aspecto acerca de los orígenes de la protagonista que ella misma desconoce o los intríngulis del mundo político de lo sobrenatural y de las luchas de poder que intentan ganar influencia sobre ambas facciones.

Anna Silk interpreta a Bo, la súcubo protagonista de esta historia y atractivo primordial de la serie. Junto a ella, Ksenia Solo es la humana Kenzi, la compañera de piso, ayudante y mejor amiga de la protagonista. Su principal contacto con el mundo sobrenatural es el detective Dyson, un hombre lobo interpretado por Kris Holden-Ried (que casualmente interpreta a un hombre lobo en la cuarta entrega de la saga “Underworld”).

Esta es una de esas series que uno empieza a ver sólo por pasar el rato y de paso alegrarse la vista, pensando que “total, esto no durará mucho”. La cosa es que ya vamos por la cuarta temporada y, aunque ha habido algún que otro altibajo, la serie sigue cosechando unos respetables índices de audiencia y ha sido nominada en varias ocasiones para diversos premios canadienses. Que sí, que esta serie no huele un Emmy ni de lejos, pero no creo que fuera eso en lo que iba pensando su creadora cuando la escribió.

En resumen, échale un vistazo a los primeros episodios, disfruta de las vistas y, si te gusta, tienes al menos tres temporadas de ficción canadiense esperándote, más una en curso.

Vídeo

Atentamente.
Profesor Falken

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario