Cine en serie: “My mad fat diary”, la belleza está en el interior

Cine en serie: “My mad fat diary”, la belleza está en el interior

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Hacía tiempo ya que quería hablarte de esta serie. Ofuscados muchas veces por el canon americano de televisión políticamente correcta, sin espacio para la autocrítica o para la estética de lo feo (si es que eso existe en realidad o es una mera discusión entre lo habitual y lo excepcional, con un matiz semántico muy diferente), sólo los europeos y en un periodo de claro “boom” televisivo podían dar a luz una serie como esta. En este caso, como va siendo habitual últimamente, un producto británico…, mejor dicho, muy británico.

La protagonista de todo esto es Rachel “Rae” Earl (la desconocida hasta el momento Sharon Rooney, de la cual se especula su aparición en la próxima temporada de “Sherlock”), una joven disfuncional con trastorno alimenticio (comedora compulsiva) que tras pasar una temporada entre las rejas de una institución mental consigue (al menos eso parece) superar su adicción y poder salir. Sociópata en potencia y con una visión muy negativa de todo lo que le rodea, el único apoyo que tendrá será el de su madre (divorciada y bastante “ligera de cascos”) y el de una antigua amiga que piensa ha pasado unos meses en Francia. Contará también con una visión externa y que le dará una perspectiva muy diferente de sus problemas, el psicólogo al que acude periódicamente el cual utiliza unos métodos digamos “poco convencionales”.

Basada en un diario autobiográfico del escritor del mismo nombre (Rae Earl, “My mad fat teenage diary”) sobre su vida de adolescente con sobrepeso, los momentos en los que no sabemos si reír o llorar abundan en cada episodio. Todos los esfuerzos de nuestra protagonista por encajar en una sociedad en la que el simple hecho de estar gordo te cierra tantas puertas y te rodea de tópicos, se frustran por una suerte o destino que siempre parecen darle la espalda. La mezcla de sensaciones que siente nuestra “heroína” (sinceramente, lo es en mucha mayor medida que muchos de los protagonistas de las series a los que estamos acostumbrados) entre las que tenemos rabia, nausea, envidia y tensión sexual no resuelta, parecen enfrentarse a la condescendencia, lastima o asco que la sociedad demuestra frente a ella.

Presentado como la conversación entre nuestra protagonista y su diario, el tono es informal y muy directo, sin ocultar en ningún momento lo mal que lo pasa Rachel para aceptarse tal como es y sin escatimar detalles ya sea de las ridículas situaciones en las que se encuentra como de los sueños oníricos que pasan por su mente (tanto dormida como consciente). Es muy original el tratamiento que da a algunas escenas en las cuales parece congelar su vida y dibujar encima de diversas situaciones y personajes como si lo hiciese encima de un papel (su diario).

Muy importante en esta serie. Está ambientada en 1996, momento álgido del power pop y brit pop (nuestra protagonista por ejemplo está enamorada de Damon Albarn, cantante de Blur) de los que Rachel es una gran conocedora y apasionada. Por supuesto la banda sonora será tan imprescindible para ubicar nuestra historia en su contexto como de agradecer para los oídos melómanos de los que también teníamos dieciséis en esa época. Ocean Colour Scene, Maniac Street Preachers, Oasis o los propios Blur sonando en las radios y mente de Rachel y diciéndonos también que los cánones están cambiando y que no solo de The Beatles vive el hombre.

Te la aconsejo para darte un baño de realidad sin esperar demasiado un final feliz, para disfrutar de esos temas que no escuchabas desde las pesetas y conocer todo el universo de chocolatinas que hay disponibles en los supermercados de Reino Unido.

Eso sí, si buscas algo veraniego, con chicas saltando en bikini, una sitcom al uso, chistes fáciles o publico falso haciendo “oooooohhhhhhhh”, el shock al ver esta serie puede ser tremendo.

Vídeo

Y la semana que viene…

Más estrenos mientras os dejo con una pregunta coincidiendo con el estreno de “Low winter sun”. ¿A quién es clavadito Mark Strong? Una pista: “Il timpano”.

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

David - 21.02.2014 a las 09:18

Totalmente de acuerdo con tus valoraciones 😉 Ya tenemos aquí su segunda temporada y por el primer episodio pinta muy bien. Ahi va mi homenaje a la serie 😉

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/02/yo-tambien-fui-un-adolescente-de-los-90.html

Saludos!

susi - 30.06.2015 a las 01:48

hola me encanto la serie pero podrian subir la 3 y 4 temporada subtitulada?

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario