Cine en serie: “Operación Telemark”, agua mortal

Cine en serie: “Operación Telemark”, agua mortal

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El éxito de la miniserie “Operación Telemark” en Noruega fue inmediato. Cuando se emitió el sexto y último capítulo lo vieron casi siete de cada diez espectadores. Se tocaba, con calidad y sin sensacionalismos, un caso de orgullo nacional en la II Guerra Mundial, y no tienen muchos donde colgar el abrigo patriótico en ese periodo. En Noruega, o Dinamarca, la colaboración con los nazis fue masiva, se alistaron voluntariamente 30.000 noruegos junto a los alemanes. La resistencia en ambos países fue mínima, siempre teledirigida desde Londres y más orientada a la obstaculización de los planes alemanes, que a la liberación de los dos países.

Pero es un hecho que en los intentos por destruir una fábrica de “agua pesada”, necesaria para el desarrollo de energía atómica, la mayoría de los protagonistas fueron noruegos evadidos a Inglaterra. El protagonista por tanto es una persona real, el científico y oficial de inteligencia Leif Tronstad. Los casi 9 millones de euros que costó se recuperaron muy pronto y la serie está teniendo las buenas críticas que merece también fuera de Noruega.

A comienzos de 2005, el historiador y físico alemán Rainer Karlsch, despertó una vieja polémica. Afirmó tener pruebas de que Hitler estuvo a punto de poder lanzar la bomba atómica contra los Aliados. O, al menos, mucho más cerca de lo que se creía hasta ese momento. A pesar de su trayectoria académica sólida, Karlsch no convenció a la inmensa mayoría de sus colegas y especialistas, pero demostró la permanencia del atractivo que rodea a las historias de la Gran Guerra, y en concreto a ésta. Los interrogatorios a los científicos Werner Heisenberg y Carl Friedrich Von Weizsaecker parecieron dejar claro que Hitler estaba muy lejos de una bomba nuclear y, aunque estuviera en ese camino, es evidente que los nazis se quedaron muy rezagados respecto a los científicos norteamericanos, y el “agua pesada” fue parte de la causa.

Para construir una bomba atómica era necesaria y se encuentra en muy pequeñas cantidades en el agua normal, en una proporción de una parte entre 10.000. Era el moderador en los reactores nucleares experimentales que usaban uranio como material fisionable. Es necesario separarla del agua normal con procesos continuos y laboriosos de electrólisis, para lo que se precisan cantidades de energía eléctrica enormes, cuya fuente debe encontrarse cerca del suministro de agua. Los alemanes se centraron en la Noruega ocupada, en la que abundaba la energía hidroeléctrica, e instalaron allí una planta procesadora, concretamente en el pueblo de Notodden, en el condado de Telemark, que comenzó a funcionar en 1942.

Aunque no fueran luchadores activos, muchos noruegos estaban en contra de la colaboración con los nazis, y, por lo tanto, aunque nadie, incluidos los ingleses, supieran el motivo de que los nazis quisieran agua pesada en grandes cantidades, la tensión fue creciendo según avanzaba el conflicto. El ejército británico decidió que era necesario parar aquella fábrica. Dos veces intentaron destruir la fábrica enviando comandos en planeadores… y yo paro aquí, pensando en los que no recordéis el caso y vayáis a ver la serie.

Algunos si recordaréis haber visto en la televisión la primera vez que el cine popular tocó este episodio de la Segunda Guerra Mundial. La película “Los héroes de Telemark” de 1965, cuando apenas habían pasado 20 años desde el final de la Guerra Mundial, está protagonizada por Kirk Douglas. Los comandos, ingleses en vez de noruegos, aliñan una ensalada de tiros interminable con un salpicado de explosiones y un chorro abrumador de testosterona, con Douglas ligándose a todo lo que lleve faldas y esté vivo. El director, Anthony Mann, se creyó obligado después a hacer un documental, abochornado por las inexactitudes históricas de su película. El documental titulado “Los verdaderos héroes de Telemark”, a pesar de lanzarse con un apoyo publicitario masivo, apenas lo vio nadie.

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario