Cine en serie: “Para toda la humanidad”, incluidas ellas

Cine en serie: “Para toda la humanidad”, incluidas ellas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Son pocas las series que salen muy airosas del juego de cambiar un tornillo del pasado, para imaginar sus consecuencias. Lo ha hecho no hace mucho “SS-GB”, suponiendo que Inglaterra perdió la batalla del aire en la II Guerra Mundial, que Estados Unidos no participó y que los nazis ocuparon la isla. Lo habitual es que el contrapeso de la realidad histórica conocida lastre el interés. Pero mientras son pocas las ucronías memorables, no existía ninguna que diera un protagonismo a la mujer en nuestra historia más reciente, un papel que no pudo tener en su momento. “Para toda la humanidad” lo hace, y muy bien.

Las mujeres en la carrera espacial que reflejan las pantallas apenas pueden pasar de esposas de astronautas. Pero… ¿Qué hubiera ocurrido si la URRS hubiera sido la primera en colocar un hombre en la Luna, y luego hubiera colocado a la primera mujer? ¿Cómo se hubiera concretado en ese aspecto el espíritu competitivo americano? Lo histórico es que Valentina Tereshkova a los 26 años,en 1963, fue la primera mujer en el espacio y que Estados Unidos tardaría veinte años en tener su primera astronauta.

Los guionistas de “Para toda la humanidad” sostienen que hubiera sido de otra manera en “Las mujeres de Nixon”, el tercer capítulo y uno de los más atractivos. Es una gran idea llevada con ritmo y equilibrio para la primera serie que gustará a las espectadoras a las que no les gustan las series de tema espacial. Lo hace sin abundar en aspectos técnicos, sin difuminar la cultura machista tradicional, o exponiendo las contradicciones de Von Braun y su pasado nazi, en el capítulo más centrado en él.

La banda sonora se apoya en el pop de finales de los 60, un momento excitante de la Historia musical del siglo pasado, coincidente con el segundo gran paso de la igualdad de sexos (el primero fue la generalización del derecho a voto), concretado en la liberación sexual y el control de natalidad que ofreció “la píldora”.

“Para toda la humanidad” es criticada negativamente en algunos casos por ser demasiado sobria, por renunciar a la épica espacial tradicional que insertó Kubrick con “2001: Una odisea del espacio” en la cultura popular. Es cierto, no subraya con gran aparato musical, ni con largos primeros planos de rostros tensos, pero esa sobriedad, esa renuncia, es lo que hace más destacable a esta serie, sin que falten los momentos dramáticos, los desafíos, los triunfos y fracasos, las imágenes impactantes.

Una de esas imágenes da comienzo al móvil de la serie. Tras ver a un astronauta pisar la superficie lunar dice sus primeras palabras:“Doy este paso por mi país, por mi gente y por el estilo de vida marxista-leninista”. El contraste con las palabras reales de la historia: “Un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”, explica lo que intenta reflejar el título de la serie.

La carrera espacial imaginada se centrará en La Luna, se mantendrá a lo largo de los diez episodios como telón de fondo, ante el que se desarrollan las vidas de una decena de personajes principales. Werner von Braun le dice a su protegida en un momento dado: “Toda Administración es corrupta”. Los golpes y abrazos de la vida profesional pueden ser muy similares en muchos trabajos, y en este caso los guionistas han imaginado como podrían afectar en un entorno tan exclusivo, tan exigente, como el que suele rodear a la tecnología espacial.

Apple ha encontrado en muy poco tiempo un lugar en la cabeza del universo de las series de calidad.

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario