Cine en serie: "Parliament", el paraíso de los funcionarios

Cine en serie: "Parliament", el paraíso de los funcionarios

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La serie "Parliament" comienza con un asistente recién llegado que es acompañado por su diputado en una visita guiada por el edificio del parlamento.... la cafetería llamada "tractor" porque las sillas se parecen a las de los tractores, el plató para entrevistas que el parlamentario intenta evitar a toda costa, y la zona donde se alojan los buzones, siempre vacíos. La visita se interrumpe cuando el diputado escapa ante la aproximación de una joven que lo busca, para conseguir que asista a un comité de coordinación relacionado con la pesca. El parlamentario demuestra su gran preparación para evadirse con una velocidad inesperada en un hombre de su edad.

Samy es el nombre del recién llegado, con la actitud que tendríamos la mayoría de nosotros con su edad, agradecidos por un primer trabajo, dispuestos a derrochar buen rollo y a empatizar con cualquiera que se deje. Su primera enseñanza es que ni para ver un documental en la sala de proyecciones se puede sentar en cualquier sitio, por muchas butacas libres que haya, porque las zonas están definidas según categorías y grupos.

Un amable italiano, le ayudará a distinguir a los grupos según su aspecto. A los comunistas se los reconoce porque llevan trajes hechos en el Berlín Este; a los liberales  demócratas por llevar el Dolce Gabbana del pobre, como traders de la City pero cobrando menos; los de la extrema derecha suelen vestir como si vinieran siempre de una cacería en Baviera y se ríen de todo además de despreciar a la Europa que les paga el sueldo cada mes; claro que como opina un parlamentario francés, "no se puede uno fiar de los italianos, con ese acento tan bonito, no son buena gente".

Aprende que las leyes se llaman reglamentos para no ofender a los parlamentos nacionales y que la base de la unión es aceptar el soborno de los alemanes para ser sus amigos. Los catalanes están enfadados y ofendidos porque la traducción simultánea no funciona al no tener lengua oficial y la clave de todo es aparentar que se trabaja procurando no molestar demasiado y no dar trabajo a nadie. Es igualmente importante no hacer fiestas los jueves porque el fin de semana empieza el viernes y a nadie le gusta comenzarlo con resaca, así que la clave es festejar los lunes.

Se podría decir que la serie no deja títere con cabeza, si hubiera entre los personajes alguno que pareciera tenerla. El argumento apoya la idea de un mundo de privilegiados, con salarios estupendos y escasa responsabilidad.

La producción francesa, belga y alemana, parodia y se ríe del Brexit, el Procés y todo lo que se le pone por delante, siguiendo un argumento básico: "Los países de Europa estaban en guerra desde hacía siglos hasta que un día un tío del que nadie se acuerda, o quizá una tía, dijo: 'Chicos por qué no dejamos de pelear y hacemos reglamentos y mierdas así?' Y aquí estamos".

"Parliament" es capaz de transformar en comedia los aspectos más serios y los problemas más peliagudos; de reírse de la burocracia y los procedimientos, o de las peculiaridades nacionales que despiertan el orgullo de cada país. Lo machaca todo con inteligencia y buen humor. Una comedia de diálogos y situaciones con aroma europeo que debería ofender al menos un poquito a los protagonistas reales pero que sin duda no lo hará, y hasta jugarán a buscar personas en las que pudieran haberse inspirado los guionistas. Total, tienen unos sueldos excelentes, privilegios y chanchullos legales de todas clases, así que a disfrutar.

Vídeo

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario