Cine en serie: “Public morals”, desapercibida pero fantástica

Cine en serie: “Public morals”, desapercibida pero fantástica

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,60 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El riesgo es inherente al arte y me atrevería a decir que a la genialidad. Pocas veces, aunque la industria americana así lo espera, el no tomar decisiones difíciles o apostar por la repetición de fórmulas que en su día valieron la pena consigue bien buenas críticas o buenos resultados en la pequeña pantalla. Y es que tanta oferta y el bombardeo de clichés que recibimos últimamente, al menos a mí me ha vuelto muy crítico o poco paciente con las nuevas producciones que veo en televisión (ahora como casi todo el mundo, en mi ordenador). Ya casi ni termino los pilotos por no decir que ciertos argumentos o “estilos” me parecen aburridos antes de enfrentarme a ellos. Quizá no es una buena postura por mi parte, pero cuando la oferta se ha multiplicado exponencialmente es totalmente imposible poder ver todos los pilotos sin: a) volverse loco b) perder el trabajo c) que me echen de casa. Como no quiero que ninguna de estas tres cosas ocurra, intento guiarme por instinto (y gusto subjetivo, no queda otro remedio) para ir descubriéndote cada semana lo que se cuece en la caja tonta.

“Public morals” es una serie arriesgada y conservadora en su complejidad a partes iguales. Arriesgada por que trata del juego, la prostitución y las mafias en américa en los años 60, tema que puede no ser muy atractivo a simple vista, pero conservadora porque sabe del gusto por las series de época, el rebufo de “Mad Men” y la aparición de grandes estrellas para darle caché. Su principal estrella y co-creador de la serie Edward Burns (“Ella es única” y “Salvar al soldado Ryan”), interpreta a un agente de la ley (el oficial Terry Muldoon) con poco gusto por las normas y bastante más por el dinero. Como bien dice su personaje en el episodio piloto, lo importante es mantenerse en ese punto en el que todo el mundo gana dinero y nadie sale herido. Pero claro está, al llegar un antiguo “colega” a la ciudad y un nuevo policía a la comisaria todo esto va a irse al garete.

pm1

Con un elenco conformado por caras conocidas y de alto standing, era imposible pasarla por alto, sobre todo teniendo en cuenta que si hablábamos de Burns como co-creador, la otra parte es el ahora en horas bajas Steven Spielberg (que no dudo recuperará su caché si bien sus últimas producciones no nos han gustado tanto como sus obras más “clásicas”). Entre lo más destacable tenemos a Michael Rapaport (“Friends” y “Prison Break”) como el compañero inseparable de Muldoon, fiel a su colega y ya desde un principio con cierta tendencia hacia ir detrás de faldas, Rubén Santiago (“Low winter sun” y “Castle”) como el teniente King también estará presente, o el mismísimo Timothy Hutton que tendrá también un pequeño papel en la trama como el capo mafioso Mr. O’Bannon.

Con comentarios enfrentados entre los críticos, lo que si podemos tener claro de esta serie es que se la toman muy en serio tanto defensores como detractores ya que se espera mucho de ella, teniendo en cuenta la producción y actores que participan. Bebiendo de los clásicos del cine negro y gangsters de la época dorada de Hollywood, siempre ha existido un gusto pronunciado por aquellos lares por cómo los inmigrantes europeos principalmente (irlandeses e italianos a partes iguales) creaban sus “franquicias” en cuanto a corrupción y demás vicios ilegales y cómo influía esto con el sueño americano, la bonanza económica y la lucha moral por hacer el bien o enriquecerse de manera ilícita.

pm2

Con toda su primera temporada (no sabemos aún si será única) lista para verse, creo que sería un error dejarla pasar. Si bien en un principio no trata ninguna trama terriblemente original, sí que es digna de posicionarse como una pequeña serie de culto entre las producciones de 2015, alejada de la maquinaria televisiva y de consumo que nos proporciona series y programas de baja calidad y que sobre las mismas premisas “ganadoras” de hace unos años pretende hacer girar la máquina del dinero. Es triste que aún no se hayan dado cuenta que el espectador puede elegir y sabe que nos intentan colar las mismas series una y otra vez con menos presupuesto, peores actores y menos preparación (sin ya mencionar la originalidad que se ha perdido completamente).

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario