Cine en serie: “State of affairs”, Katherine Heigl protege a la presidenta USA

Cine en serie: “State of affairs”, Katherine Heigl protege a la presidenta USA

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,75 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

En el terrible juego de ser Dios o, lo que es lo mismo, ganar el “share”, los guionistas/productores/directores (a veces es difícil saber quién tiene realmente el peso detrás de una serie) pueden enfrentarse a varios escenarios creativos. Uno es a partir de una idea original nunca explorada, con el consecuente riesgo de fallar pero con la posibilidad de innovar y ser siempre recordados. Otro es simplemente hacer un remake (declarado o no) de otra serie que ya tuvo éxito y vivir de la renta que ésta creó.

La tercera vía es hacer una manta para el sofá hecha de retales de alguna de las mejores series intentando enganchar también con algo novedoso que permita que no te critiquen de tirar de clichés. “State of affairs” es esa manta que la cadena NBC quiere vender para mantenernos contentos delante de la tele pero cuyos remiendos no van a aguantar hasta final de año.

Es bien cierto que la presencia de Katherine Heigl (“Anatomía de Grey”) fuera de su órbita comedia romántica/drama romántico iba a ser difícil de aceptar por público y crítica, y posiblemente era un hándicap que el director de casting trataba de colar como “cambio de registro para futuro Emmy” y se quedará en personaje simplemente no creíble, pero el resto de la serie y un piloto que roza lo inverosímil no ayudan a este hecho.

stateofaffairs4Pero, ¿de qué va esto?

“State of affairs” trata de un grupo de trabajadores de la CIA capitaneados por Charleston Tucker (Heigl) encargados de redactar diariamente lo que ellos llaman “The book” o, lo que es lo mismo, el “Presidents daily briefing”, un documento que realmente existe y que resume la situación de Estados Unidos en cuanto a los temas más importantes para su seguridad y, por ende, la de todo el mundo civilizado. Digamos que ésto es lo novedoso o donde podemos ver más gracia a la serie. El problema es que se puede convertir rápidamente en “folletín parroquial” ya que la propia Charly es la que tiene el control sobre el mismo.

stateofaffairs1

Te aviso que, en algún caso, la línea entre la comedia de situación, el drama y el culebrón no están muy claros y te explico por qué. La presidenta (sí, sí, he dicho “presidenta”) de los Estados Unidos de América en esta dimensión espacio-temporal es Constance Payton (Alfre Woodard, “Mujeres desesperadas” y “12 años de esclavitud”) que, a su vez, es la madre del difunto prometido de Charly. Lo has oído bien, su hijo muere en una emboscada terrorista en la que acompañaba tanto a su madre como a su prometida, si bien las causas aún quedan por determinar. Así su relación con Charleston se extiende más allá de lo profesional y digamos que le permite que se extralimite a la hora de decidir qué es importante para la nación. Lo que no haga una suegra…

Las comparaciones son odiosas pero sólo cuando no era tu intención parecerte. En este caso no se si estamos delante de un “homenaje” o directamente un plagio pero la lista de “influencias” puede ser interminable. No sólo los parecidos con “Homeland” son tan notables como histriónicos (Katherine no deja de interpretar una Carrie Mathison versión cutre), “State of affairs” quiere parecerse a “The blacklist” o “El ala oeste de la Casa Blanca” aunque siempre está más cerca de “Veep” teniendo en cuenta que no es una comedia. La verdad es que la idea de personaje femenino liderando un grupo de trabajo y demostrando poder y fuerza frente a sus superiores tampoco es novedoso, pero siempre resulta atractivo al espectador, claro, cuando no es visto como algo totalmente irreal y fuera de todo sentido común como es el caso.

""

Toda una serie de situaciones increíbles a lo largo del episodio sólo conseguirán hacernos pensar cómo puede ser que nuestros amigos americanos sigan en pie si contratan a gente como Charly y compañía. Gente colándose con teléfonos móviles en edificios gubernamentales ultrasecretos, Charly escapando en un camión de reparto enfundada en sus “stilettos”, rehenes que se parecen al prometido asesinado justificando eso su prioridad frente a otras amenazas, lo que viene siendo un despropósito más parecido a la cuadrilla de Selina Meyer como ya hemos dicho que no a una supuesta realidad posible.

¿Merece la pena verla? Es discutible. Lo que es innegable es que tiene ritmo, no se muy bien a que compás pero es rápida y entretenida, aunque sin sentido y muy desorganizada. Ya me dirás qué te ha parecido

Vídeo

David Volcano

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario